LA SOCIEDAD CIVIL NORUEGA CONTRA LAS ENERGÍAS SUCIAS

Gran victoria contra las energías sucias en Europa

separacion

El Gobierno noruego ha anunciado que no se extraerá petróleo y gas en las islas árticas de Lofoten durante los próximos cuatro años. La protección de esta área marca una victoria significativa para el movimiento de Amigos de la Tierra Europa para liberar al viejo continente de combustibles fósiles.

Durante más de 20 años, la industria de las energías sucias ha estado luchando por el control de esta región para extraer gas y petróleo; sin embargo la resistencia de las comunidades locales, los gobiernos municipales, los pescadores y los grupos ecologistas, entre ellos Amigos de la Tierra Noruega, ha logrado proteger el archipiélago de Lofoten.

En el acuerdo de coalición firmado entre los partidos noruegos, conservador, progresista y liberal, se anunció que no se perforará el tesoro natural del área de Lofoten. La decisión ha supuesto un gran triunfo para Amigos de la Tierra, que ha estado luchando para proteger el área a lo largo de las dos últimas décadas.

La sociedad civil noruega contra las energías sucias

Ya sabemos que Noruega es mucho más que fiordos, así pues durante años, la mayoría de la ciudadanía noruega se ha posicionado en contra de la extracción de petróleo en esta zona, mostrando su compromiso en la lucha frente al cambio climático. Una vez más el Gobierno noruego ha asumido su responsabilidad internacional de proteger y preservar este ecosistema único y frágil.

La industria del petróleo no lo ha tenido nada fácil, y se ha encontrado con una gran oposición desde el principio. Amigos de la Tierra Noruega se ha enfrentado, en seis ocasiones desde 2001, a las grandes petroleras, batallas que han ganado una y otra vez. Aún así, la industria no se ha dado por vencida y ha seguido presionando para perforar el archipiélago ártico. Tras esta victoria, los activistas creen que no verán una plataforma petrolera operando alrededor del archipiélago de Lofoten. Al menos no será así por cuatro años.

lofoten2

La lucha continúa en otros campos de batalla, con el fin de acabar con la extracción de combustibles fósiles a lo largo de la costa noruega. Desde los colectivos ciudadanos consideran que la conciencia pública sobre los impactos del petróleo y el gas está creciendo, por lo que es el momento de seguir haciendo frente a la industria y lograr dejar el petróleo bajo el suelo.

El archipiélago cuenta con una gran riqueza natural, desde la colonia de aves marinas más importante de la Europa continental hasta arrecifes únicos de agua fría o el caladero de bacalao más grande del mundo. Debido a su biodiversidad excepcional y la fragilidad de sus ecosistemas, la extracción de petróleo alrededor de las Islas Lofoten en Noruega podría tener un impacto devastador.

La zona ha sido objetivo de las grandes petroleras durante décadas ya que se estima que contiene alrededor de 1.300 millones de barriles de petróleo. Con su quema se emitirían más de 500 millones de toneladas de CO2, lo que multiplicaría por 10 las emisiones anuales de gases de efecto invernadero generadas por Noruega.

Un éxito de la campaña contra las energías sucias

Este logro en Lofoten es una victoria colectiva de todo el movimiento europeo Fossil Free de Amigos de la Tierra. Se trata de una muestra más de cómo está cambiando la percepción de la gente respecto a las energías sucias y la intención de evitar los impactos más graves del cambio climático, dejando todos los combustibles fósiles bajo tierra.

Fuente e imágenes: Amigos de la Tierra


 

Conéctate con Sal&Roca! Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram

facebook twitter instagram google+