lunes. 22.07.2024
wallsaremeantforclimbing-climbingpalestineguidebook
Climbing Palestine Guidebook

A día de hoy, 768 kilómetros es la longitud estimada de los muros que separan Gaza y Cisjordania de Israel. Y esa misma distancia, pero en vertical, es la que se ha propuesto escalar la Organización “Escaladores por Palestina” en un acto simbólico y para el que están haciendo un llamamiento a toda la comunidad internacional de escalada.

El evento, que tendrá lugar entre el 12 de abril al 5 de mayo, pretende mostrar su apoyo al pueblo palestino condenando la ocupación de sus territorios y pidiendo un alto al fuego inmediato.

“Si alguna vez hubo un momento para que la humanidad y la solidaridad de la comunidad global de escalada brille, es éste. Debemos mostrarnos.

Escalar es un acto de libertad. Para nosotros es una manera de abrazar la serenidad y el ajetreo de la vida. Es también un acto de solidaridad. Nos cuidamos unos a otros. Somos inclusivos.”

freepalestine-climbthewall
Climb the Wall

La historia de la escalada en Palestina, al menos lo que encontramos documentado, es bastante reciente; fueron los estadounidenses Tim Bruns y Will Harris los que establecieron los primeros pasos cuando hace 10 años se mudaron a Ramallah con la idea de establecer el primer rocódromo e introducir a los locales en el deporte, inspirándose en el crecimiento de otras comunidades de escaladores en el mundo árabe. Viendo la gran acogida, pronto comenzaron a abrirse en Cisjordania áreas de escalada al aire libre accesibles para los palestinos, se publicó la primera guía de vías de escalada, y empezaron a promoverse excursiones para que otros colectivos - desde niños palestinos hasta turistas visitantes- pudieran descubrir todo lo que la escalada en roca podía ofrecer en estas regiones.

Con todo esto algunos escaladores de la comunidad decidieron establecer la Asociación de Escaladores de Palestina con el objetivo de que este deporte siguiera creciendo y así ayudar a los escaladores locales a acceder a competiciones internacionales. Podemos decir que en la actualidad existe una entusiasta y vasta comunidad de escaladores palestinos con muchas ganas de continuar explorando, desarrollando y haciendo crecer la escalada, lo cual queda perfectamente reflejado en el documental  "Resistance Climbing", estrenado en 2022, y que te sumerge en su día a día y contagia la pasión que este grupo siente por la escalada.

FB_IMG_1710766140597

Sin embargo, debido al recrudecimiento del conflicto en estos últimos meses, la actividad se ha visto obviamente afectada, por lo que el colectivo ha querido encontrar en este proyecto la conjunción de su pasión por la escalada y una manera de colaborar, juntando a escaladores de todo el mundo con el principal objetivo de recaudar fondos en este momento en el que la necesidad de ayuda humanitaria es más apremiante que nunca, y que dados los continuos bloqueos que obstaculizan su llegada, serán destinados a los equipos de apoyo en el terreno a través de organizaciones como PCRF, MAP y Rafah Tents.

“Hay varias maneras de involucrarte, la más fácil: ¡sal ahí afuera y escala!”; así de claro lo dejan en su página web, donde explican que la idea es sumar la distancia escalada por todos los participantes y que se registrará una vez que comience el evento a través de la aplicación RallyUp. Cada escalador recibirá un enlace personalizado que podrá compartir con sus comunidades para recopilar sus contribuciones. Además han publicado un mapa que muestra los rocódromos que hasta ahora se han querido unir a la iniciativa, y un calendario con los diferentes eventos públicos que se están organizando a nivel mundial. También ofrecen otras vías de colaboración alternativa, pudiendo participar como voluntarios, organizadores, patrocinadores, o a través de donaciones directas.

Desde su página web se pueden consultar todos los detalles, así como estar al tanto de cualquier novedad sobre este proyecto que nace como una admirable iniciativa que no solo busca conquistar grados, sino también romper barreras sociales y geopolíticas en una comunidad, como es la de la escalada, donde el desafío de los límites físicos ha estado siempre indiscutiblemente ligado a los valores de solidaridad y cooperación.