Consejos cotidianos para ver una sonrisa en tu cara

separacion

Cuando una persona atraviesa una situación complicada, es muy difícil que en poco tiempo vuelva a sonreír. Muchas veces, de hecho, solo vuelve a ser feliz cuando esa situación se soluciona, pero existen ciertas fórmulas cotidianas con las que alegrarse con poco y hacer que la sonrisa aparezca en la cara.

Aunque una de estas opciones puede ser sin duda marcharse a vivir a uno de los países más felices, eso no es algo que se pueda realizar así como así. Por ello, vamos a repasar algunos de los consejos más útiles para hacer el día a día más sencillo y ser feliz con los pequeños detalles que surgen en nuestra vida.

Escucha música en cualquier momento

Si lo que quieres es vivir tu vida de otra manera, debes escuchar música prácticamente a todas horas. Cuando vayas paseando por la calle, en el coche, en el transporte público, en casa e incluso si puedes mientras trabajas. Está demostrado que ponerse a escuchar música - eso sí, la que le gusta a cada uno - estimula todos los sentidos y activa la energía interna.

Si trabajas, conectar el reproductor de tu móvil y escuchar tan solo los primeros acordes de tu canción favorita un lunes por la mañana te hará tomártelo de mucho mejor manera. ¿Quién no ha sentido ganas de bailar con los cascos puestos en medio de la calle?

Practica algún deporte en tus ratos libres

Sal a la calle, activa la circulación de la sangre y libera endorfinas para sentirte mejor con tu cuerpo y, en consecuencia, más feliz con tu propio ser. Hacer deporte es uno de los mejores desestresantes y se puede hacer casi en cualquier momento. En vez de llegar a casa y tirarte en el sofá, prueba a soltar energía acumulada con solo salir a correr.

¿Cuál es tu deporte preferido? Ponte retos, plantéate marcas, haz que tu cuerpo tenga que luchar por avanzar cada metro. Consigue que merezca la pena y sentirás la recompensa tanto en tu cuerpo como en tu mente.

La soledad está muy infravalorada

Si la tristeza pasa por tu vida debido a una situación de soledad, recuerda que muchas de las cosas de las que hay que privarse a diario por estar con gente. Obviamente, pasar un buen rato con amigos o con la familia es impagable, pero si uno está solo también puede ser feliz.

Aprovecha para leer ese libro que tienes a medias, termina esa serie que solo te gusta a ti y critícala en algún foro, busca destacar en alguna faceta artística desconocida incluso para ti. Al final lo único que importa es ver una sonrisa cuando te miras en el espejo; estar solo o acompañado no es ninguna cuestión vital.

Haz sorpresas a gente cercana que no se lo espera

“Sé el cambio que quieres ver en el mundo”. Si estás desolado porque crees que nadie se acuerda de ti, ¿por qué no pruebas tú a acordarte de los demás? Sin buscar nada a cambio, una persona puede darse cuenta de lo reconfortante que es hacer sentir bien a una persona, por el mero hecho de hacerle una visita o incluso solo por acordarte de su cumpleaños.

Quizá si todos pusiéramos de nuestra parte con estos pequeños actos de sorpresa, la tristeza pasaría a un segundo plano.


 

Conéctate con Sal&Roca! Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram

facebook twitter instagram google+