Sal&Roca

Las 7 cosas que no puedes perderte si vas a Málaga

Lo primero que ha de entender el viajero que ya esté con la mente puesta en su próximo viaje y sepa que su destino es Málaga es que es una elección de lo más acertada.

Al contrario de lo que pueda parecer en Málaga hay muchos lugares de interés que merece la pena visitar. Es cierto que no se le da tanto bombo como a la capital o a Barcelona, pero es precisamente por esto por lo que ésta ciudad puede ser la mejor elección de todas. Además, su temperatura suele ser bastante templada a lo largo de todo el año. Tan sólo en los meses de invierno se alcanzarán los 9 o 10 grados centígrados de mínima.

Eso sí, antes de preparar las maletas lo primero que habrá que hacer será buscar hoteles en Málaga para asegurar una estancia placentera. Y, si esto es lo que se busca y se quiere ir a lo seguro, nada mejor que Iberostar.com. Por supuesto, cuanto antes se reserve, con mejores y más ofertas se puede uno encontrar.

  1. El Caminito del Rey. Se trata de una ruta que está construida en el mismo desfiladero de los Gaitanes. Con esto cualquiera puede hacerse un poco a la idea de lo que supone: algunas zonas un tanto estrechas, mucha altura pero, lo más característico, son las increíbles vistas de las que todo visitante puede gozar. Aquí se viene, no para pasar el día, pero sí unas cuantas horas y lo mejor es tomárselo con calma y hacer fotos para rememorar ese día más adelante. En total la pasarela cuenta con unos 3 kilómetros. De todas maneras se puede ir tranquilos porque las obras de rehabilitación (los años habían hecho mella en este lugar) finalizaron en el año 2015 y, hoy en día, es completamente seguro. Eso sí, hay que reservar la excursión por anticipado a través de la misma página web de la Diputación de Málaga.
  2. Torcal de Antequera. Efectivamente, continuamos con lugares que visitar en plena naturaleza. Este parque fue declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Cuenta con 1.171 hectáreas y, como su mismo nombre indica, se encuentra situado entre Antequera y Villanueva de la Concepción. Una de las cosas que más llama la atención de este lugar es cómo sus rocas se han ido erosionando dando paso a formas de lo más curiosas a las cuales los visitantes les suelen sacar parecidos diversos. En esta zona las aves también están protegidas por lo que es una excelente elección si lo que se busca es desconectar un poco de la rutina habitual y del ruido constante de las ciudades.
  3. Cueva de Nerja. Este lugar fue descubierto en el año 1952 y se encuentra en el municipio de Maro. Aunque en ella se han encontrado unas pinturas que podrían llegar a ser las primeras de la humanidad, los científicos no acaban de encontrar el consenso. Sea como fuere, merece la pena ir hasta allí porque hay unas cuantas salas de lo más interesantes, como la sala de las cascadas, la de los fantasmas o la de las columnas de Hércules. Algo diferente que hacer en el tiempo de descanso y que gusta tanto a mayores como a pequeños.
  4. Playa de la Cala Mijas. Sí, también tiene que haber un momento para disfrutar de la naturaleza pero, simplemente, para descansar y relajarse en una playa. Esto es lo que se puede encontrar en la playa de la Cala Mijas. Está pensada para personas con movilidad reducida y alrededor hay todo tipo de servicios (como restaurantes o tiendas) para pasar un día de lo más agradable.
  5. Castillo de Gibralfaro. Cientos de miles de personas acuden a este lugar todos los años y no es para menos. Se trata de una de las fortalezas que más resistió a la Reconquista en toda la Península. Fue en el año 1487 cuando los Reyes Católicos consiguieron recuperarla y fue, de hecho, la vivienda de Fernando el Católico durante años. En su origen este lugar pretendía proteger a la Alcazaba (un recinto fortificado que servía como residencia del gobernador) También merece la pena visitar este lugar.
  6. Catedral de Málaga. Se encuentra frente a la Plaza del Obispo y se trata de una obra arquitectónica renacentista valorada por propios y ajenos. Su misma ubicación ya es icónica porque está justo donde acababa la muralla árabe y una mezquita. Ambas fueron derruidas y suplantadas por este lugar. Aunque se ordenó su creación en el mismo momento de la reconquista (1487) no fue hasta el 1528 cuando se comenzaron las obras, que hubieron de mantenerse por más de 250 años.
  7. Fundación Picasso. El famoso artista nació en esta ciudad y es la manera que tiene la misma de rendirle un homenaje y de hacer que su obra perdure a lo largo del tiempo. Una de las cosas más interesantes es que, además de sus obras, se puede conocer un poco más de cerca al artista de la mano de recuerdos infantiles del mismo.