lunes. 26.09.2022
cliff-diving-stari-most

En un fin de semana de clavados de 24 quilates y en medio de un diluvio de dieces por parte de los jueces para sus rivales, fue Popovici, de 33 años, quien finalmente se alzó con la victoria en Stari Most. A pesar de haber conseguido solo un 10 en los tres días de competición, su constancia y su alto grado de dificultad han permitido al rumano superar a su compatriota Catalin Preda por un margen de 23 puntos. Su total de 481,5 puntos también aseguró el récord de puntuación en una sola competición, anteriormente en poder de Preda.

"Por supuesto, estoy muy feliz ahora mismo y el nivel está creciendo increíblemente. Sabía que esta prueba iba a ser dura. Mostar siempre es muy dura, es mitad de temporada y todo el mundo está superconcentrado, así que me alegro de haber estado más concentrado que los demás y de haber ganado hoy", dijo Popovici, cuya temporada, llena de altibajos, alcanzó un nuevo hito en este escenario épico e histórico. "Siempre se puede mejorar y estoy seguro de que ocurrirá. Catalin consiguió una alta puntuación en París y la gente pensó que era imbatible, sin embargo algunos pensaron que podría romperse pronto y estoy seguro de que la mía también se volverá a romper".

La victoria de hoy, la segunda de la temporada para Popovici tras la de Copenhague, devuelve al Campeón de Europa de High Diving a una lucha por el título que amenazaba con dejarle atrás después de su mala actuación en la parada anterior de Oslo. Catalin Preda, cuyo último salto sobre el río Neretva le valió cuatro dieces de los jueces y un cuarto podio en cinco paradas este año, sigue liderando la clasificación general con 760 puntos.

Aidan Heslop completó el podio en Mostar y la impresionante primera temporada del joven de 20 años como saltador permanente no muestra signos de flaqueza. El británico se sitúa en tercera posición de la general con 646 puntos, a sólo 34 puntos del francés Gary Hunt, que a su vez terminó en cuarta posición aquí.

El ucraniano Oleksiy Prygorov, que pulverizó su anterior récord personal desde los 27 metros con una actuación que le habría valido un primer podio en tres de las cuatro paradas anteriores de esta temporada, terminó en quinta posición ante los 20.000 espectadores que se dieron cita a lo largo de tres días.

En la categoría femenina, fueron las dos mejores de la temporada las que libraron una reñida batalla hasta la ronda final. La pentacampeona Rhiannan Iffland ha sufrido la persecución este año de la canadiense Molly Carlson, que había dado el pistoletazo de salida con una primera victoria en el estreno de la temporada en Boston. Pero la australiana, de 30 años, volvió a sacar ventaja de toda su experiencia y tamplanza para firmar un clavado final realmente impresionante, obteniendo un diez de uno de los jueces, que le permitía ponerse en cabeza y conseguir su cuarta victoria en otras tantas paradas.

"Creo que el segundo puesto en Boston supuso para mí una pequeña patada en el culo y me impulsó. Esta vez ha sido muy emocionante; ha sido un tira y afloja entre Molly y yo durante todo el evento. Sabía que en el último clavado tenía que hacer algo especial, y estoy muy contenta de haberlo conseguido. Cuatro consecutivas me ponen a tono y estoy preparada para afrontar las últimas rondas de la temporada", dijo Iffland, cuyos 170 puntos en la clasificación general la sitúan ahora a las puertas de conseguir su sexto trofeo King Kahekili. "Sí, he conseguido el triplete. Para mí ha sido una relación de amor-odio con el cliff diving aquí, y todavía me parece un lugar bastante intimidante para saltar. Creo que encontré la manera de controlar esos sentimientos y eso es a veces lo más importante".

Para Carlson, que solo tiene 23 años, sigue siendo una primera temporada increíblemente exitosa como clavadista permanente. Esta temporada ha subido cuatro veces al podio, tres de ellas como segunda clasificada, y tiene una cómoda ventaja de 238 puntos sobre la tercera clasificada, la estadounidense Eleanor Smart, en la tabla general.

Jessica Macaulay, subcampeona de las Series Mundiales la temporada pasada, completó el podio femenino en Mostar y ocupa el cuarto lugar en la clasificación general.

Mostar, el lugar con mayor tradición de clavados del mundo, volvió a exhibir de forma impresionante este deporte en constante crecimiento que alcanza un nuevo nivel. Nuevos talentos debutaron con saltos nunca antes realizados, campeones de récord obtuvieron dieces por parte de los jueces, pero no llegaron al podio debido a la impresionante calidad de los clavados y a un público experto que vitoreó a los 24 atletas.

Desde Bosnia-Herzegovina, las Series Mundiales de Red Bull Cliff Diving viajan a la pintoresca Sisikon, en Suiza, donde se pondrán en juego más puntos cruciales para el campeonato en la sexta de las ocho paradas dentro de dos semanas.

Resultados – Parada #5, Mostar, B-H

MUJERES

  1. Rhiannan Iffland AUS – 376.40 ptos.
  2. Molly Carlson CAN – 346.85
  3. Jessica Macaulay CAN – 317.00
  4. Eleanor Smart USA – 306.80
  5. Meili Carpenter (W) USA – 301.50
  6. Xantheia Pennisi AUS – 300.20
  7. Yana Nestsiarava ATI – 296.80
  8. Antonina Vyshyvanova (W) UCR – 287.00
  9. Maria Paula Quintero COL – 286.75
  10. Adriana Jimenez (W) MEX – 278.05
  11. Susanna Fish (W) USA – 238.20
  12. Leyla Salyamova (W) ATI – 186.50

HOMBRES

  1. Catalin Preda RUM – 458.70
  2. Aidan Heslop GBR – 456.30
  3. Gary Hunt FRA – 442.15
  4. Oleksiy Prygorov UCR – 429.30
  5. Nikita Fedotov ATI– 412.40
  6. Blake Aldridge (W) GBR – 402.40
  7. Miguel Garcia (W) COL – 380.50
  8. Alessandro De Rose ITA – 358.70
  9. James Lichtenstein (W) USA – 344.05
  10. Carlos Gimeno (W) ESP – 342.60
  11. Jonathan Paredes MEX – 312.35

Clasificación (tras 5 de 8 paradas)

MUJERES

  1. Rhiannan Iffland AUS – 960 ptos.
  2. Molly Carlson CAN – 790
  3. Eleanor Smart USA – 552
  4. Jessica Macaulay CAN – 538
  5. Xantheia Pennisi AUS – 466

HOMBRES

  1. Catalin Preda RUM – 760 ptos.
  2. Gary Hunt FRA – 680
  3. Aidan Heslop GBR – 646
  4. Constantin Popovici RUM – 609
  5. Alessandro De Rose ITA – 493

 

Saltos de 27 metros para desafiar los límites humanos