Seguros para deportistas: cómo funcionan y cuándo te conviene contratar uno

separacion

Los planes que uno hace no siempre resultan como se espera y cuando se practican determinados deportes (en concreto, los deportes clasificados como 'de riesgo') cabe la posibilidad de que algo salga mal o que, cuanto menos, no todo coincida con como se había previsto. Ante esto poco se puede hacer, más allá de contar con un seguro para deportistas online. Pero, ¿por qué esta opción es interesante y cuándo hay que contratarlo?

Se puede decir que los seguros para deportistas están pensados para todos aquellos que hacen ejercicio con asiduidad y, más si cabe, para aquellos que arriesgan en actividades tales como la escalada, el senderismo, el buceo, el surf, el esquí, el snow, el parapente, el Ala delta o similares. La mayoría de este tipo de seguros se dirige sobre todo a los que practican estos tipos de deporte desplazándose del domicilio habitual. 

Su funcionamiento, además, es muy sencillo porque al optar por la modalidad online, desde la comodidad del hogar, se puede contar con el presupuesto más adecuado. Lo primero que hay que elegir es una cobertura por días o anual. Después de esto, se requerirá saber a qué país se va a viajar y cuándo se desea que comience la cobertura. Con esto, ya se puede saber (y dar de alta) el precio de un seguro para deportistas. Si se desea también existe la opción de contar con una serie de ampliaciones, como podría ser la rehabilitación o bien aumentar las coberturas iniciales. Por último, sólo quedaría confirmar y realizar el pago.

Ventajas de contar con un seguro para deportistas

  • Asistencia médica las 24 horas. Y esto abarca desde algo menor como puede ser que se trate un pequeño percance hasta el uso de helicópteros para llevar a cabo un rescate. No obstante, muchos de estos seguros cubren todo tipo de problema médico solo si te encuentras fuera del domicilio habitual: en caso contrario, solo se cubren las emergencias. 
  • Seguro ante cancelaciones o interrupciones. Es probable que con todo el cariño del mundo se planifiquen unos días en un lugar remoto para hacer algo como escalar el Everest o disfrutar del buceo en la Gran Barrera de Coral. Si por algún motivo el viaje se tiene que cancelar o se interrumpe, se cuenta con el respaldo de una empresa que se hace cargo, con lo que ese dinero se puede invertir en una nueva aventura.
  • Responsabilidad civil. Sí, porque hay que tener presente que, en ocasiones, mientras uno practica su deporte favorito puede dañar a una tercera parte sin pretenderlo y también hay que estar cubiertos ante este tipo de situaciones.
  • Rehabilitación. Esto entraría dentro de las posibles ampliaciones del seguro básico a deportistas, pero puede resultar muy interesante porque si uno se lesiona haciendo ejercicio hay muchas probabilidades de que se requiera, después, de una cierta rehabilitación, aunque no sea a muy largo plazo.
  • Equipaje. Por norma general, cuando gusta un deporte uno se hace con su propio equipamiento, ese que es el que mejor se adapta y con el que uno se siente más cómodo. Tanto es así que incluso cuando se viaja, se suele facturar. El problema viene en que, en ocasiones, los equipajes se pierden y si pasa esto con lo que uno necesita para hacer deporte se pueden echar a perder esos días. Esto no ocurre si se cuenta con un seguro para deportistas que se haga cargo porque se puede alquilar todo lo que sea necesario y que luego esto se reembolsado.

 

Conéctate con Sal&Roca! Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram

facebook twitter instagram google+