viernes. 19.04.2024
23_02_03 - Glaciar Exploradores -72
© Aldo Azcona

Si piensas en uno de los lugares más recónditos del planeta, seguramente la Patagonia chilena pase por tu cabeza. En ella podemos encontrar variedad de paisajes, desde montañas de bosque tropical hasta inquietantes volcanes. Pero sin duda, uno de sus principales atractivos son los majestuosos glaciares que nos regalan las últimas estribaciones de la cordillera andina.

Enclavados en la región de Aysen, se encuentran algunos de los principales glaciares chilenos, concretamente cercanos a la localidad de puerto río tranquilo podemos disfrutar del glaciar exploradores y el glaciar San Rafael.

¿Qué hacer en Patagonia?

Si eres una persona curiosa que le gusta realizar actividades deportivas en la naturaleza, te recomendamos visitar el Glaciar Exploradores y la Catedral de Mármol.

Nosotros viajamos a finales de enero y el clima es muy bueno. Aunque hace fresco por las noches, los días son muy soleados.

¿Cómo llegar al glaciar exploradores?

Se puede llegar fácilmente desde Puerto Río Tranquilo, un pequeño pueblo en el lago General Carrera. Para entrar al glaciar es obligatorio contratar un guía ya que se trata de un parque nacional protegido y, al igual que muchos otros, se encuentra en retroceso.

¿Qué compañía elegir para ir al glaciar exploradores?

En el pueblo hay numerosas agencias que realizan la actividad. Nosotros elegimos Valle Leones porque nos la habían recomendado y nos gustó mucho. Te prestan todo el material: mochila, crampones, casco, etc. y te dan ricos snacks para comer (fruta, frutos secos, galletas…) y las dos guías con las que fuimos nos llevaron a maravillosas cuevas de hielo en medio del glaciar.

Además, nosotros elegimos empresas con valores similares a los nuestros, enfocadas hacia un turismo responsable y sostenible.

Por último, al ser una empresa local con gente al cargo amante de la región, se nota mucho cuando realizas una experiencia de este tipo. Seguridad, pasión y tranquilidad fue lo que sentimos recorriendo el Glaciar Exploradores con ellos y lo recomendamos enormemente. En su página web podéis encontrar todas las excursiones que realizan.

¿Cómo es la experiencia en el Glaciar Exploradores?

Vas a caminar por un auténtico glaciar, entrarás en cuevas de hielo azul y verás profundas grietas. Siempre rodeado de un auténtico paisaje andino.

La mañana comenzó temprano en la pintoresca localidad de Puerto Río Tranquilo, situada a orillas del espectacular lago General Carrera. Allí me uní a un grupo de entusiastas amantes de la naturaleza, todos con la misma pasión por la aventura y la belleza natural. Nuestra guía, una experta en glaciares en general y en la Patagonia chilena en particular, nos recibió con una sonrisa y nos brindó una introducción detallada sobre el Glaciar Exploradores y las precauciones necesarias para una caminata segura.

23_02_03 - Glaciar Exploradores -42

Una vez equipados con crampones, cascos y bastones de trekking, nos dirigimos hacia el punto de partida, un sendero rodeado de exuberante vegetación y montañas imponentes. La primera parte del recorrido consistió en una caminata moderada que nos permitió disfrutar de vistas panorámicas del valle y los ríos que fluyen desde el glaciar. Cada paso que dábamos nos acercaba más a esta maravilla de la naturaleza, y la emoción crecía en cada uno de nosotros.

Finalmente, llegamos al borde del glaciar, un espectáculo deslumbrante que parecía sacado de otro mundo. El hielo azul intenso se extendía ante nuestros ojos, imponente y majestuoso. Siguiendo las instrucciones del guía, nos ajustamos los crampones y comenzamos a caminar sobre la superficie helada. Cada pisada era firme y cautelosa, ya que el terreno era irregular y a menudo resbaladizo. Sin embargo, el paisaje sobrecogedor que nos rodeaba hacía que todo esfuerzo valiera la pena.

Es impresionante y realmente bello ver la inmensa capa de hielo blanco ente los grandes picos. Se puede contemplar el Glaciar San Valentín a lo lejos y el Cerro Chileno Grande, donde nuestra gran Silvia Vidal abrió la vía Sincronía Mágica de 1.180 metros, en la que pasó 32 días colgada de la pared y totalmente incomunicada, motivo por el que recibió en 2021 el Piolet de Oro.

Nuestro recorrido por el Glaciar Exploradores nos llevó por una serie de formaciones de hielo fascinantes. Crestas y grietas se extendían como cicatrices en la vasta extensión del hielo, creando un laberinto de belleza natural. El sonido del hielo crujiente bajo nuestros pies se mezclaba con el viento fresco que soplaba en nuestras caras. A medida que avanzábamos, nuestra curiosidad nos impulsaba a explorar cada rincón del glaciar, ansiosos por descubrir qué maravillas nos esperaban.

Una de las experiencias más sobrecogedoras fue la entrada a una de las cuevas de hielo que se forman en el glaciar. El guía nos condujo con precaución hacia la boca de la cueva, y al adentrarnos, quedamos maravillados por la espectacular visión que se reveló ante nosotros. El hielo cristalino brillaba bajo la luz que se filtraba a través de los resquicios del techo, creando un ambiente mágico y surrealista. Las estalactitas colgantes y las formaciones de hielo caprichosas se asemejaban a obras de arte esculpidas por la naturaleza misma.

glaciar exploradores

Continuamos nuestro recorrido, deslizándonos por toboganes naturales de hielo y sorteando obstáculos con destreza. Cada paso requería concentración y equilibrio, pero la emoción de la aventura nunca disminuía. A cada paso, descubríamos nuevos rincones del glaciar, donde la naturaleza parecía desafiar las leyes de la física con sus formas y colores.

El tiempo pareció pasar volando mientras nos sumergíamos en esta experiencia única. Sin embargo, cada aventura tiene su final, y después de varias horas de exploración, llegó el momento de emprender el regreso. Caminamos hacia el punto de partida con una sensación de gratitud y admiración por la belleza del Glaciar Exploradores.

Al llegar al final de nuestro recorrido, me sentí enriquecido y maravillado por todo lo que había experimentado en ese día. La caminata por el Glaciar Exploradores había sido una aventura inolvidable, llena de paisajes alucinantes y cuevas de hielo que parecían sacadas de un sueño. Había tenido el privilegio de adentrarme en un mundo de hielo y descubrir la magnificencia de la naturaleza en su forma más pura.

Con el corazón lleno de recuerdos y las fotografías en mi cámara, me despedí del Glaciar Exploradores con la promesa de regresar algún día para seguir explorando sus misterios y dejarme cautivar por su belleza. Esta experiencia me recordó la importancia de proteger y preservar estos tesoros naturales para las generaciones futuras, para que ellos también puedan maravillarse ante la grandeza de la naturaleza en su estado más puro y virgen.

¿Dónde dormir?

Si tu punto de partida es Coyhaique te recomendamos este Airbnb de Fer y Maca, intrépidos viajeros que decidieron establecerse aquí. Desde aquí puedes llegar en bus o haciendo dedo a Puerto Río Tranquilo.

Aun así, la noche previa es recomendable pernoctar en Puerto Río Tranquilo. Nosotros dormimos en camper sin problema. En una zona tranquila con un aparcamiento de tierra a orillas del lago, perfecta para pasar la noche.

En el pueblo hay varios alojamientos, aunque te recomendamos reservar con antelación ya que es un lugar muy pequeño y los alojamientos pueden agotarse.

Sin duda, si te encuentras viajando por la Patagonia, visita este maravilloso lugar. No solo por la experiencia, sino porque existen pocos lugares iguales en el mundo.