domingo. 27.11.2022
peloponeso-7

 

El viaje al Peloponeso comienza antes de llegar, se inicia con la mirada atónita de tus amigos cuando les dices que vas a esta tímida pero imponente región griega. En ese mismo momento el espíritu del viajero se apodera de ti y en tu mente comienzas a trazar rutas por lugares y senderos que ni siquiera sabías que existían.

Nos dirigimos hacia una tierra de maravillosos paisajes y apetecible gastronomía, a la cuna de la civilización occidental capaz de seducir a cualquier viajero. Como indicó Herry Miller en El coloso de Maroussi esta es “la tierra en la que el hombre era igual a los dioses y éstos asumían una dimensión humana”. A través de este Viaje al Peloponeso veremos las virtudes de la isla de Pelops desde la antigüedad prehelénica hasta la actualidad, recorriendo la edad media, el periodo bizantino, las populares leyendas griegas y la cultura mediterránea. 

Este artículo es el primero de tres donde detallaré una ruta circular recorriendo todo el litoral. Iniciamos el viaje visitando la costa oeste, desde la ciudad de Patras al norte hasta Methoni en el sur, trazando un camino lleno de recodos y cargado de fábulas e historias que nos permitirán fusionarnos con la querida tierra de Homero.

peloponeso-6

PATRAS

Aún desconocida por muchos, Patras muestra al turista una cara moderna, universitaria y desenfadada sustentada en años de historia. Si procedemos de las islas atracaremos en su puerto, si entramos por el norte u otras zonas de la península llegaremos por carretera. También existe la posibilidad de acercarnos hasta la ciudad en tren si venimos del este, procedentes de la zona de Atenas.

¿Qué ver?

La esencia de la ciudad la encontramos paseando por las calles empedradas de la ciudad vieja, parándonos en alguno de sus idílicos cafés y contemplando sus rojos atardeceres.

peloponeso-4

Patras desde su barrio alto. Foto: Laura Sánchez Amador.

Podemos visitar el teatro neoclásico de Apolo, la iglesia de Pantocrator y la de Sant’Andrea, el imponente museo arqueológico, el castillo medieval y el odeón romano.

El castillo de la ciudad, remodelado varias veces por bizantinos, venecianos y  turcos, se encuentra en el lugar de la antigua acrópolis rodeado por un pinar y al que se accede a través de una larga escalinata desde cuya cima se divisan las islas de Zante y Cefalonia.

Colindante a la localidad encontramos una auténtica obra de ingeniería, el impresionante puente Charilaos Trikoupis que conecta el Peloponeso con el norte de Grecia, iniciando el golfo de corinto, cercano a aquellas aguas donde a nuestro querido Cervantes le dejaron inutilizado parcialmente el brazo izquierdo. Antes de su construcción (2004), solo se podía acceder al Peloponeso por el Itsmo de Corinto o por transbordadores.

peloponeso-9

Puente Charilaos Trikoupis. Foto: Laura Sánchez Amador.

Información útil

Alquiler coche: Patras Car Rental

Tren: Rail.cc

Ferry: Ferry Hooper

OLIMPIA

Desde la región de Achaia nos dirigimos a la de Ilia bordeando la costa noroeste. El santuario de Olimpia, consagrado a Zeus, es el lugar donde se celebraban los juegos olímpicos en la antigüedad, muestra de ello son algunas de sus edificaciones. A día de hoy se sigue conservando la tradición de encender la llama olímpica de los actuales juegos en dicho estadio mediante el reflejo de la luz solar en un espejo parabólico.

¿Qué ver?

Recorriendo las ruinas nos sobrecoge la tranquilidad que emana de esta localización. Paso a paso nos apresuramos a trazar un mapa de la antigua ciudad que también fue santuario por lo que disfrutaremos de numerosos templos y edificios, aunque con algunas reconstrucciones, mayormente en ruinas. Históricamente, destaca el templo de Zeus que albergó una gigantesca estatua de oro y marfil de este dios considerada una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo ¿Dónde está ahora? ¿Existirá? Nadie lo sabe.

peloponeso-1

Sitio arqueológico de Olimpia. Foto: Aldo Azcona

 

El museo arqueológico merece la pena ser visitado, alberga las piezas de arte de la Grecia antigua encontradas en el santuario como la reconstrucción del frontón del majestuoso Templo de Zeus y objetos del yacimiento desde la prehistoria hasta la Grecia romana con una gran colección de bronce.

 

peloponeso-5

Museo arqueológico de Olimpia. Foto: Aldo Azcona

Información de interés

Patras-Olimpia en coche: 1:45 horas

Entrada al sitio arqueológico de Olimpia y museo: 12 euros, 6 euros reducida.

TUMBAS MICÉNICAS Y PALACIO DE NESTOR

Continuamos recorriendo el litoral y cruzamos a la región de Messenia o Messini donde nos topamos con los restos de un conjunto residencial de la época micénica (1600-1100 a.C.) en la colina de Epano Englianos. En los alrededores también podemos observar varias tumbas micénicas.

peloponeso-3

Restos de tumba micénica. Foto: Laura Sánchez

Nos acordamos entonces de que esta es la tierra de la Iliada, y que este lugar cuenta más que la historia del sitio arqueológico, ya que, en leyenda Néstor fue el rey de Pilos, uno de los argonautas y el más anciano y sabio de los que combatió en la Guerra de Troya.

La visita no es puramente obligada, excepto si eres un apasionado de la arqueología, cultura griega o quieras conocer las localizaciones de la Iliada. En cuanto a las tumbas micénicas, también podemos verlas en otros lugares como Micenas.

Información de interés

Olimpia-Palacio de Néstor en coche: 1:40 horas

Precio entrada: 6 euros

VOIDOKILIÁ

Dirección Pilos, en la zona conocida como Costa Navarino, nos topamos con varias zonas de playas con bonitos hoteles y restaurantes donde pasar tranquilamente la tarde. Nosotras abandonamos la carretera principal para adentrarnos en un paraje natural surcado por una vía que parece llegar a ninguna parte. Sin embargo, al final del camino encontramos una impresionante playa bañada por el mar jónico, es la playa de Voidokiliá donde acabaremos de sumergirnos en las leyendas griegas. Contemplando el precioso atardecer nos imaginamos cómo en ese mismo lugar, tal como cuentan los poemas homéricos, Telémaco fue recibido por el rey Néstor cuando se encontraba en busca de su padre Ulises.

peloponeso-8

Anochece en el paraíso

La playa es una barrera natural entre el mar y la laguna de Giálova, uno de los humedales más importantes de Europa. En la zona sur, por encima de la playa se encuentra el antiguo castillo Navarino o Paleokastro (s. XIII) y por debajo de éste La Cueva de Néstor. En las inmediaciones de la playa también se encuentra la tumba micénica de Trasímides hijo de Néstor.

Palacio de Néstor- Voidokiliá en coche: 15 minutos

PILOS

Al final de la Costa Navarino llegamos a un pequeño pueblo de pescadores en una bahía casi cerrada por la isla de Sfaktiría, en la que los afamados guerreros espartanos se rindieron por primera vez en la historia. Fue durante la guerra del Peloponeso durante el asedio por los atenienses.

¿Qué ver?

Pasear entre sus casas de piedra pintadas de blanco con techos rojos nos invita a tomarnos un café en cualquier plazoleta disfrutando de un aura de tranquilidad. La bahía forma un gran puerto natural y sobre su entrada sur, en la colina, se ubica una gran fortaleza construida durante la ocupación otomana. Además, a las afueras, camino a Methoni podemos ver algunos tramos de antiguos acueductos venecianos.

Voidokiliá-Pilos en coche: 27 min

MODONA (Methoni en griego)

Durante este viaje, nos sorprenden los vestigios de los pueblos venecianos y bizantinos reflejada en muchos de los pueblos que visitamos y Methoni es uno de ellos. Aquí nos acordamos de la famosa pintura del veneciano Vittore Carpaccio El joven caballero con un precioso castillo al fondo, es posible que fuera la fortaleza de este lugar durante el asedio a los venecianos por los otomanos.

peloponeso-2

Fortaleza de Methoni. Foto: Aldo Azcona

¿Qué ver?

Es imprescindible visitar el castillo, uno de los lugares que más me gustó de ella fue El Bourtzi utilizada antiguamente como prisión se localiza en una pequeña península dentro de la fortaleza. Además de pasear por sus calles, cerca del pueblo se localizan las catacumbas en las rocas de san Onoufrio y la bonita isla de Sapientza.

Pilos- Methoni en coche: 15 minutos.

Este primer contacto con el Peloponeso nos consagra la importancia y trascendencia de esta región, pero también el atractivo turístico de la misma. Desde mi punto de vista es una propuesta de viaje casi perfecta, alejada de la multitud de las islas, donde podemos disfrutar de bellos parajes, sumergirnos en la evolución histórica de Grecia y deleitarnos con la típica gastronomía grecomediterránea.


 

Conéctate con Sal&Roca! Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram

facebook twitter instagram