jueves 24/9/20
#QuédateEnCasa

Ideas, consejos y retos para cuidar nuestro entorno sin salir de casa

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Nuestra permanencia en casa puede ser un buen momento par tomar conciencia sobre algunos comportamientos que podemos fácilmente corregir o mejorar par cuidar de nuestro planeta.

Desde la Red de Centros de Educación Ambiental de la Comunidad de Madrid nos plantean algunas ideas para disminuir el impacto de nuestra actividad diaria.

Con el propósito de publicar ideas, consejos y retos para cuidar nuestro entorno, animan a todos a participar con unas ideas generales que nos ayuden a centrar el problema y, sobre todo, las soluciones.

Decálogo de buenas prácticas: Agua

El agua potable es uno de los bienes más escasos en el mundo; cualquier esfuerzo para disminuir su consumo debería ser una obligación para todos. Te ofrecemos algunas ideas y consejos muy sencillos para contribuir a ello, como cerrar los grifos siempre que puedas o ducharte en vez de bañarte.

Decálogo de buenas prácticas: Energía

El consumo energético podemos reducirlo con sencillos gestos al alcance de todos como apagar las luces cuando no las utilicemos o utilizar en casa la ropa adecuada a cada estación. En el decálogo encontrarás otros consejos útiles que también puedes seguir.

Decálogo de buenas prácticas: Residuos

Esta situación puede ser un buen momento para reducir los residuos que generamos en casa, reciclar y organizar su separación selectiva. Te proponemos ideas fáciles y sencillas de aplicar.

Decálogo de buenas prácticas: materia orgánica

Cada día terminan en el denominado cubo de "resto de residuos" muchas toneladas de materia orgánica mezcladas con multitud de restos de todo tipo. Su gestión y recuperación es difícil y es posible que acaben depositados en un vertedero, generando un buen número de problemas ambientales y creando la necesidad de ampliar más y más estos vertederos.

Si realizásemos una buena separación de residuos en casa e incluyéramos el cubo de residuos orgánicos nos sorprenderíamos gratamente al observar que nuestra bolsa de "resto de residuos" se hace cada vez más pequeña o se llena muy lentamente.

Este es un buen momento para pensar en ello, no es difícil y sí es importante, así que... ¡Anímate y convierte tus residuos orgánicos en una fuente de vida!


 

Conéctate con Sal&Roca! Síguenos en FacebookTwitter Instagram

facebook twitter instagram