¿Cómo de ecológico es el material de escalada?

separacion

Cuando salimos a escalar en la naturaleza, existe una serie de consideraciones que se toman tradicionalmente en cuenta en lo que se refiere a nuestro impacto en la zona a la que hemos decidido ir. Aparcar la furgo para dormir en zonas designadas para ello, dónde dejar nuestros deshechos, utilizar los caminos indicados hasta llegar a la escuela prevista, cómo cagar en el monte o hasta qué tipo de jabón utilizar para lavar nuestros platos al aire libre. Estas son, entre otras, una serie de prácticas controlables por el escalador, pero ¿son las marcas de escalada igual de consideradas cuando producen el material que vamos a utilizar nosotros después?

Desafortunadamente, no siempre es el caso. A pesar de las presiones de los movimientos altermundistas que encuentran un potente nicho en las comunidades de amantes de la naturaleza, la industria sigue aún enfocada en cómo mejorar la cadena de aprovisionamiento y no tanto en su impacto medioambiental al hacerlo. El informe GCSR producido en 2016 por Nielsen realizó entrevistas a 30.000 personas en 60 países diferentes y observó que aquellas marcas que demostraban y eran percibidas como implicadas por mejorar la sostenibilidad de sus actividades, crecieron un 3% sobre aquellas que no. Así mismo, el 66% de los encuestados se mostraron de acuerdo en pagar más por aquellos productos considerados como sostenibles. Sin embargo, estar bien informados acerca del origen de nuestro material de escalada no siempre es fácil.

Es importante que las empresas sean responsables y consecuentes con los materiales que están usando, ya que no se puede pedir al ciudadano medio que sea doctor en química

La cadena desde donde la materia prima es producida hasta que el distribuidor reparte el producto terminado es tremendamente compleja y llena de subcontratas. The North Face llevó a cabo en 2010 una evaluación de tres de sus productos de calzado, material y textil, llegando a la conclusión de que entre el 65% y el 85% del impacto medioambiental del producto de localiza en la etapa de tratamiento de las materias primas. Desde entonces, la empresa lleva a cabo ciertos esfuerzos para mejorar su selección de materias y la eficiencia de recursos. Es importante que las empresas sean responsables y consecuentes con los materiales que están usando, ya que no se puede pedir al ciudadano medio que sea doctor en química y que realice continuas investigaciones sobre qué está comprando. Casi todo lo que usamos en la escalada requiere un tratamiento químico previo para convertirse en el producto que finalmente llega a nosotros. Un crashpad de bloque, por ejemplo, tiene la espuma normalmente hecha de poliuretano, el cual está dentro de la categoría 3 de sustancias controladas, ya que estos monómeros tienen una toxicidad muy elevada que puede causar graves problemas respiratorios.

La tendencia actual se centra en las certificaciones que llevan a cabo por terceras partes, como Bluesign. Esta es una empresa privada que realiza un seguimiento de las cadenas logísticas de las grandes empresas para evaluar y reducir el consumo de materia primera y energía, disminuir la producción de aguas residuales, etc. También lleva a cabo un seguimiento de las impurezas y productos generados durante los diferentes procesos para comprobar que no hay químicos tóxicos.

Así generan tres tipos de certificados: para materiales, productos y compañías. Un material que reciba el sello bluesign implicará que no usa químicos ni procedimientos tóxicos durante su producción. Un producto lo será si al menos el 90% de sus materiales cumplen la condición anterior. Marcas como Patagonia, The North Face o Edelrid pertenecen a las empresas que usan Bluesign Technologies como guía para mejorar sus prácticas.

Pero, ¿es todo tan bonito como se pinta? Lamentablemente, parece que no. A pesar de las certificaciones Bluesign, Greenpeace reveló en un informe en 2016 que un 40% de las muestras que analizó de material de montaña y escalada encontró perfluorocarburos (PFC). Niveles significativos de ácido perfluorooctanoico (PFOA) (> 1  μg/m2 ) fueron detectados en chaquetas hechas por Jack Wolfskin, The North Face, Patagonia y Kaikkialla, así como en un pantalón infantil de Marmot.

material-escalada-ecologico-1

Según Greenpeace, en la producción y el procesamiento de materiales que contienen PFC, los productos químicos se liberan en las aguas residuales. Incluso los hogares pueden ser una fuente cuando, por ejemplo, se lavan productos que contienen estos químicos. Aunque no se sabe aún cuánto PFC se libera durante el lavado, sí que se sabe que la mayoría de los PFC no se degradan en las plantas de tratamiento de aguas residuales. Esto hace que una parte puedan alcanzar ríos y lagos como parte de aguas residuales "limpias" y se disperse a través de cursos de agua en todo el mundo. Otra parte acaba dentro de los lodos de aguas residuales de estas plantas. Debido a su alto contenido en nutrientes, los lodos a menudo se utilizan como fertilizantes agrícolas. En cualquiera de los casos, los PFC se filtran al suelo y al agua subterránea, o se acumulan en las plantas que se procesan para producir alimentos.

Hace unos años, el uso de lodos cloacales contaminados con PFC alrededor de la ciudad de Arnsberg (al oeste de Alemania) se tradujo en agua potable con niveles significativos de contaminación. Las pruebas en Arnsberg revelaron que las personas que habían consumido agua contaminada tenían concentraciones de hasta ocho veces más PFOA en sangre que aquellas que no habían estado expuestas. Diversos tests en animales han demostrado que algunos PFC son perjudiciales para la reproducción. También pueden promover el crecimiento de tumores.

Cada vez hay más pruebas de que los PFOA en particular causa otro tipo de daño y se sospecha que es un disruptor endocrino, y hay cada vez más estudios que lo relacionan con diversas patologías (para consultar las referencias, echad un vistazo al informe original)

Aún queda mucho camino que recorrer y mucho por hacer por parte de la industria para poner fin a prácticas nocivas para el medioambiente y nuestra salud.


 

Conéctate con Sal&Roca! Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram

facebook twitter instagram google+