domingo 20.10.2019

¿Qué hacer con el plástico del proyecto Ocean Cleanup?

Se estima que hay cinco billones de piezas de plástico flotando en los océanos del mundo.
¿Qué hacer con el plástico del proyecto Ocean Cleanup?

Se estima que hay cinco billones de piezas de plástico flotando en los océanos del mundo. Ocean Cleanup, la organización que ha desarrollado un dispositivo específico de limpieza y recogida de plásticos en los océanos, promete “la limpieza más grande de la historia”.

Puede que ahora mismo, un objeto poco común hasta ahora, parecido a un “fideo” de 600 metros de largo, esté en alguna parte del océano Pacífico realizando un gran cometido medioambiental. Este sistema está diseñado para resolver un enorme problema ambiental. Pero al hacerlo, atrae la atención de muchos otros.

El objeto se mueve a través de la Gran Isla de Basura del Pacífico, impulsada por el viento y las corrientes y recogiendo el plástico que encuentra en el camino. Si funciona el dispositivo, con el nombre de System 001, podría hacer mella en la enorme cantidad de plástico transportado por el océano.

Pero una vez que se recoge el plástico las opciones no son buenas. Ahí es donde una persona ética medioambientalmente comienza a pensar dónde terminará este plástico. El océano está mejor sin él, por supuesto, pero el problema del plástico tiene más capas.

La lucha de la clasificación

El reciclaje de plástico solo es posible si se puede separar meticulosamente en sus diversos tipos de químicos. Lo que la gente generalmente describe con la única palabra “plástico” abarca siete tipos principales de materiales:

  1. botellas de bebidas
  2. bolsas de supermercados
  3. envases detergentes
  4. envases de cremas
  5. tapones de botellas
  6. envases de yogurt
  7. juguetes

Reciclar cada uno de estos tipos, como PETE, LDPE, PVC, PP y HDPE, requiere un proceso químico diferente. La clasificación no va a ser fácil con el plástico en el océano.

Clasificación de plásticos

Foto: Rick Mason

Todos los diferentes tipos de plástico se mezclan, y algunos de ellos se han degradado química y físicamente por la luz solar y la acción de las olas. Gran parte de esto ahora está en pequeñas piezas, llamadas microplásticos, suspendidas justo debajo de la superficie.

La primera dificultad, pero de ninguna manera la última, será clasificar todo ese plástico, más algas marinas, percebes y otra vida marina que pueda haberse adherido a los escombros flotantes. Es por eso que muchos programas de reciclaje doméstico piden a los residentes que clasifiquen sus plásticos.

Otra opción es que las comunidades que permiten a las personas poner materiales reciclables de todo tipo en un solo contenedor, empleen a personas y máquinas para clasificarlos una vez que se recogen.

¿Reciclaje o Utilidades?

Ocean Cleanup está trabajando de la mejor manera para procesar y marcar el material que recopila, con la esperanza de que surja un mercado dispuesto para su producto de origen único. Incluso si los ingenieros e investigadores de la empresa pueden descubrir cómo clasificar todo ese plástico, existen limitaciones físicas en cuanto a la utilidad del plástico recolectado.

El acto de reciclar consiste en triturar materiales en piezas muy pequeñas antes de fundirlos y reformarlos. Una parte ineludible de ese proceso es que cada vez que se recicla el plástico, sus polímeros, las largas secuencias químicas que proporcionan su estructura, se vuelven más cortos.

Video Útil del Plástico

Foto: Jonathan Chng

En general, los tipos de plástico más ligeros y más flexibles solo se pueden reciclar en materiales más densos y más duros, a menos que se agreguen grandes cantidades de plástico virgen nuevo a la mezcla. Después de una o dos rondas de reciclaje, las posibilidades de reutilización se vuelven muy limitadas. Es cuando el material plástico “de ciclo reducido” se transforma en textiles, parachoques de automóviles o madera plástica, ninguno de los cuales termina en otro lugar que no sea el vertedero.

Compostaje plástico

¿Qué pasaría si hubiera una manera de garantizar que el plástico fuera realmente reciclable a largo plazo? La mayoría de las bacterias no pueden degradar los plásticos porque los polímeros contienen fuertes enlaces químicos. Afortunadamente, las bacterias parecen estar evolucionando para utilizar esta materia prima sintética que impregna la vida moderna. En 2016, un equipo de biólogos y científicos encontraron una bacteria que puede comer el tipo particular de plástico utilizado en las botellas de bebidas.

Tortuga y plástico

Foto: Rich Carey/Shutterstock.com

La bacteria convierte el plástico PET en sustancias más básicas que pueden transformarse en plásticos vírgenes. Después de identificar la enzima clave en el proceso de digestión de plástico de la bacteria, el equipo de investigación pasó a diseñar deliberadamente la enzima para hacerla más efectiva. Un académico dijo que el trabajo de ingeniería ha logrado “superar la evolución”. En este punto, los avances solo funcionan en condiciones de laboratorio y solo en uno de los siete tipos de plásticos.

Enzimas sintéticas y bacterias

Descubrir la bacteria que se alimenta de plástico y su enzima tomó mucho tiempo de observación, espera y testeo. La evolución no siempre es rápida. Los hallazgos sugieren la posibilidad de descubrir enzimas adicionales que funcionan con otros plásticos.

Pero también plantean la posibilidad de diseñar nuevas enzimas y microbios. Las proteínas completamente artificiales codificadas por genes construidos sintéticamente ya están actuando como enzimas artificiales y catalizan reacciones en las células. Un investigador afirma que “podemos desarrollar proteínas, que normalmente habrían tardado miles de millones de años en evolucionar, en cuestión de meses”.

En otros laboratorios, los genomas sintéticos creados completamente a partir de botellas de productos químicos ahora son capaces de controlar las células bacterianas. Se cree que las células totalmente sintéticas (genomas, procesos metabólicos, estructuras celulares funcionales) están a solo una década de distancia.

Plástico de laboratorio

Foto: Louis Reed

Esta próxima era de biología sintética no solo promete cambiar lo que los organismos pueden hacer. Amenaza con cambiar lo que realmente son los organismos.Las bacterias ya no solo serán formas de vida naturales; algunas, incluso muchas de ellas, serán microbios construidos expresamente para proporcionar funciones útiles para los humanos, como el compostaje de plástico.

Los plásticos que contaminan los océanos del mundo necesitan ser limpiados. Traerlos de vuelta a tierra reafirmaría el hecho de que incluso a escala global, es imposible tirar la basura “lejos”, solo se va a otra parte por un tiempo.

Pero las personas deben tener mucho cuidado con el tipo de soluciones tecnológicas que emplean.

No se puede tratar de resolver el problema, de demasiados materiales sintéticos que ensucian los océanos, introduciendo trillones de proteínas o bacterias producidas sintéticamente para limpiarlos.


Joaquín Cotta es director instructor de La Madrileña de Surf (1ª Escuela de Surf de Madrid).

Diplomado en Ciencias Empresariales y licenciado en Publicidad y Relaciones Públicas, además es técnico deportivo de surf por la Federación Española y NSCA-CPT, entre otras calificaciones deportivas. Emprendedor e innovador, promotor del surf dentro y fuera de la capital.

madrileña

Nosotros_MadridSurfSchool


 

Conéctate con Sal&Roca! Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram

facebook twitter instagram google+