jueves. 08.12.2022
sudafrica-1 (1)

Sudáfrica forma parte de la lista de los conocidos como “países megadiversos”, aquellos con mayor índice de biodiversidad del Planeta. Por desgracia, se trata de una lista muy reducida, con apenas 17 países, ninguno de ellos europeo. La suma de la superficie de estos territorios supone un 10% del total de la Tierra, sin embargo, albergan el 70% de su biodiversidad.

Además, Sudáfrica es también un país diverso en su cultura, marcado por una historia tan particular como su naturaleza.

La riqueza natural y cultural del país africano hace que, cuando uno piensa en visitar Sudáfrica, lo primero que se le venga a la mente sea poder admirar sus paisajes en reservas naturales como la de Pilanesberg a 2 horas de Johannesburgo, donde se pueden observar en su hábitat natural a los “cinco grandes”: león, elefante, leopardo, búfalo cafre y rinoceronte negro.

Cuando pensamos en su capital más conocida (oficialmente tiene tres), Ciudad del Cabo, nos acordamos de uno de los personajes clave de la historia del siglo XX, Nelson Mandela, y de que es obligada la visita a Robben Island donde pasó 18 años recluido y que es Patrimonio de la Humanidad desde 1999.

Sin embargo, lo que muchas veces pasa desapercibido para el ciudadano medio es que Sudáfrica es mucho más que safaris e historia.

Los aficionados al surf, sobre todo si son gallegos, por la importancia que han tenido sudafricanos como Darryl y Mark Chapman en la historia del surf de la zona, saben que Sudáfrica es un paraíso surf. Y lo es más allá de su spot más famoso: Jeffreys Bay.

sudafrica-2 (1)

Sudáfrica cuenta con 2.798 kilómetros de costa, en la que se pueden encontrar muchos lugares para hacer surf sea cual sea tu nivel. Estos son algunos de ellos:

Ciudad del Cabo

Ciudad del Cabo atrae a muchos surfistas por sus bonitas playas, pero también porque tiene el añadido de contar con muchas atracciones turísticas y agitada vida social y cultural. Allí se encuentra uno de los destinos para surfistas más famosos del país, Muizenberg, ya que es muy indicado para principiantes. Está resguardado y no hay grandes corrientes ni mucho viento, así que es perfecto para empezar; ahora bien, el problema es que puede estar bastante concurrido.

Otros puntos populares de Ciudad del Cabo para principiantes son Long Beach y la Gran Bahía, que está entre Melkbos y Blouberg. Quienes cuentan con un nivel más avanzado, tienen varias localizaciones como Dunes, The Hoek (solo los meses de verano), Off the Wall o Scarborough Beach, que es una playa bastante tranquila. También es bastante popular Pebbles, sobre todo para hacer bodyboard.

Durban

Si hay una ciudad en Sudáfrica que congrega a surfistas de todo el mundo y de todos los niveles, esa es Durban, en la costa este del país. Aquí hay una tradición que se remonta a los años 40, y su comunidad es de las más sólidas y amables del mundo.

En Durban hay muchas escuelas, algunas reconocidas internacionalmente, como las de las playas de Addington y uShaka. Además, allí se encuentra la “Milla de Oro”, perfecta para principiantes porque las olas suelen ser más pequeñas. Se conoce con ese nombre al área que hay entre South Beach y el Suncoast Casino.

Los surfistas más experimentas se suelen dirigir a la Costa Sur por los increíbles tubos que se pueden encontrar allí. Entre los sitios más populares se encuentran Southbroom, Umzumbe y St Michael on the Sea.

Port Elizabeth

Situada en el Cabo Oriental de Sudáfrica, Port Elizabeth es una ciudad que se está poniendo muy de moda. Está atrayendo a muchos jóvenes emprendedores que han hecho que la vida social de la ciudad se esté dinamizando mucho. A esto se suma un clima muy amable durante todo el año y una gran cantidad de playas.

Nahoon Reef es una de las favoritas entre la gente de allí, pero, por eso mismo, a veces puede estar muy llena. Los expertos prefieren Humewood, y también son populares Mdumbi, Queensberry Bay o Ntlonyane.

Jeffreys Bay

Sudáfrica es un clásico cuando se habla de los mejores sitios del mundo para hacer surf, y probablemente lo sea en gran parte por Jeffreys Bay.

Se encuentra a tan solo una hora en coche desde Port Elizabeth y se puede ir en autobús. Pese a su gran popularidad, los precios siguen siendo razonables.

Jeffreys Bay es famoso por sus “Supertubes”, que en los meses de invierno -de mayo a agosto- pueden alcanzar un kilómetro de longitud. Es un lugar más indicado para surfistas con experiencia, que suelen acudir precisamente en invierno porque es cuando las olas son mayores.

Para muchos, en Jeffreys Bay se encuentra el segundo mejor spot del mundo, solo por detrás de Banzai Pipeline en Hawái, el lugar donde empezó todo para los amantes de la tabla.