miércoles 13.11.2019

La agonía del Mar de Aral

La superficie del Mar de Aral se ha reducido actualmente en un 60 %, y su volumen en casi un 80 %.

Foto: Carolyn Drake
Foto: Carolyn Drake

EMar de Aral es un lago o mar cerrado, situado en Asia Central. Se encuentra entre Kazajistán y Karakalpakia, región autónoma de Uzbekistán. Desde los años 60, la superficie del Mar de Aral se ha reducido debido a los trasvases de agua de los ríos que confluyen en él.

Durante la época soviética se empezó a desviar agua de los ríos Amu Darya y Syr Daryapara regar cultivos en Uzbekistán y Kazajistán.

Lo que queda del Mar de Aral está también muy contaminado, en gran medida como resultado de pruebas de armas, proyectos industriales y el vertido de residuos de fertilizantes en la época soviética.

Los trasvases de agua desde los ríos Amu Darya y Syr Darya para el regadío de cultivos han reducido de manera espectacular el volumen del Mar de Aral en los últimos 40 años. Esto ha provocado una catástrofe ecológica, tal vez la más grave del planeta, tanto para el mar como para la región circundante.

La Unión Soviética decidió en 1918 desviar parte del agua de estos grandes ríos de Asia Central, para poder desarrollar cultivos de regadío en el desierto de Asia Central. De esta manera, el Asia Central soviética comenzó a producir arroz, melones, cereales y, muy en especial, algodón. La Unión Soviética pretendía convertirse en uno de los principales productores mundiales de algodón, y lo consiguió. En la actualidad, Uzbekistán es uno de los mayores exportadores de algodón en el mundo.

La superficie del Mar de Aral se ha reducido actualmente en un 60 % y su volumen en casi un 80 %. En 1960, el Mar de Aral era el cuarto lago mayor del mundo, con un área aproximada de 68,000 km², y un volumen de 1100 km cúbicos. En 1998, ya había descendido hasta 28,687 km², el octavo lago del mundo, dejando a su paso embarcaciones encalladas por toda su superficie.

El ecosistema del Mar de Aral y de los deltas de los ríos que confluyen en él está prácticamente destruido, en gran medida por la altísima salinidad. Además, la tierra en torno al mar está muy contaminada, y las personas que viven en la región sufren de escasez de agua dulce, unida a problemas de salud diversas. La contracción del mar ha dejado extensas llanuras cubiertas de sal y de productos tóxicos, que son arrastrados por el viento a las zonas habitadas. La población cercana al Mar de Aral presenta una incidencia elevada de ciertas formas de cáncer y enfermedades pulmonares, entre otras patologías.

 

Toda una agonía de un mar, desgraciadamente que hace pensar los daños que produce cuando las ideologías predominan sobre las personas y las cosas,haciéndolo desaparecer de la faz de la tierra, algo que la naturaleza a creado en millones de años.

Estupendas imágenes en The Australian

Imagen Mar de Aral a vista de Google

Información: Proyecto recuperar Mar de Aral

Artículo originalmente publicado en el blog El Baúl de Josete protegido por una licencia CC BY-NC-SA 3.0


 

Conéctate con Sal&Roca! Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram

facebook twitter instagram google+