miércoles 27/10/21

Los glaciares del pirineo en 2050: un acercamiento a las consecuencias culturales de su desaparición

glaciar-pirineos-luces-montana_opt (1)

Los glaciares son elementos icónicos del paisaje de la alta montaña, constituyendo un patrimonio natural y cultural de elevado interés para las poblaciones de locales, los turistas y visitantes y la cultura asociada a las actividades de montaña. Los glaciares pirenaicos han experimentado una aceleración en la pérdida de superficie desde los años 80 a la actualidad, pasando de 39 a 19 glaciares entre 1984 y 2016. El retroceso glaciar posterior a los años 80 ha doblado el ritmo y las tasas de cambio del siglo XX y de mantenerse estas tendencias se estima que estos elementos geográficos podrían desaparecer para el año 2050 (Rico et al., 2017).

Eñaut Izagirre durante el trabajo de campo junto al glaciar de la Maladeta.

El parque natural de Posets-Maladeta alberga entre otros, los glaciares de Aneto (56,1 ha) y Maladeta (29,38 ha), siendo en tamaño el más grande y el cuarto más grande de los Pirineos respectivamente. Ambos glaciares son elementos icónicos del paisaje – especialmente de la alta montaña estival -, y su cuenca visual afecta a 21,42 km2, especialmente a la zona de Llanos del Hospital y Aigualluts, que acumula la mayoría de los visitantes (48.000 personas en 2016) (Figura 1).  La potencial desaparición de los glaciares de cara a 2050 podría generar cambios en la percepción, valoración y experiencias ligadas al paisaje en la zona con consecuencias socioeconómicas como la disminución de la afluencia de visitantes.

Figura 1 Cuenca visual de los glaciares de Aneto y Maladeta (Fuente IDArago, IGN y elaboración propia)

En zonas de montaña, al igual que en el resto de ecosistemas, la naturaleza proporciona los llamados servicios de los ecosistemas (o contribuciones de la naturaleza a las personas) (Pascual et al., 2019) que se clasifican en tres grupos: de regulación (ej. regulación de flujos hídricos o regulación del clima), materiales (ej. provisión de agua dulce) y no materiales o culturales (ej. experiencias físicas y psicológicas ligadas al entorno). En los últimos años, el cambio climático ha provocado una importante degradación de estas contribuciones en zonas de montaña. Esto ha provocado impactos variados como la reducción de flujos hídricos, la disminución de la apreciación estética del paisaje o la alteración de las relaciones culturales con los glaciares, afectando a comunidades locales y turistas de montaña, cómo veiamos en esta entrada (Palomo, 2017).

Alpinista contemplando los últimos vestigios de un glaciar pirenaico

Los cambios en la percepción y valoración del entorno debido a la desaparición de los glaciares de Aneto y Maladeta se encuentran dentro de las contribuciones no materiales, y han sido el objeto de estudio de la Tesis fin de Grado de Txomin Olalde. La siguiente tabla muestra las contribuciones identificadas por dicho trabajo (Tabla 1), mientras que la Figura 2 muestra una reconstrucción visual de la zona del glaciar del aneto en el año 2050, en la que se estima que el glaciar podría haber desaparecido.

Tabla 1. Contribuciones no materiales (culturales) de los glaciares del Aneto y la Maladeta identificadas en este trabajo.

Figura 2. Glaciar del Aneto (arriba) y panorámica del valle de Benasque en 2019 y 2050 (modelizado). Fuente: Miguel 303xm y elaboración propia

El trabajo se ha servido de una encuesta realizada a 123 personas, visitantes del Parque Natural Posets-Maladeta durante el año 2019. Los resultados muestran que las contribuciones no materiales de los glaciares en la actualidad son altamente valoradas por los encuestados. En una escala del 1 al 5, el área de conocimiento obtiene 4,84 (conocimiento científico y posibilidades para la educación ambiental), el área de experiencia (ej. Alpinismo, senderismo, Trail running, etc.) obtiene un 4,27, y el bloque de sentimiento de pertenencia (elementos icónicos, cultura de montaña), obtiene un 4,48. Los resultados para 2050 –en un escenario sin glaciares – reflejan una notable disminución de la valoración de las contribuciones de la naturaleza, siendo de 0,78, 1,07 y 1,55 respectivamente. En conjunto, la valoración y percepción de dichas contribuciones varia de 4,44 a 1,05 entre 2020 y 2050 (ver Figura 3).

El área de conocimiento científico es la más perjudicada de las tres, debido a que la desaparición de los glaciares generará una pérdida como proxi climático, la imposibilidad de estudiarlos o de divulgar sus variaciones a la sociedad (concepto de centinelas climáticos). Así mismo las actividades ligadas a la experiencia sobre el glaciar o en su cuenca visual, también se verán afectadas, principalmente las de alpinismo/montañismo (ej. ascensión al Aneto) y senderismo, y en menor medida otras como trail running o meditación y relajación. El sentimiento de pertenencia es la contribución con menores cambios, presumiblemente debido a que el entorno del Parque Natural ofrece, además de los glaciares, otros elementos y paisajes que lo caracterizan, como por ejemplo los ibones, o las cumbres más altas, y que formar parte de la identidad del valle, así como de los visitantes y montañeros.

Figura 3.  Este gráfico muestra una comparativa de las diferentes aportaciones de los glaciares entre los años 2020 y 2050 (sin glaciar) en función de la importancia social: 1- Conocimiento científico, 2- Educación y sensibilización ambiental, 3- Senderismo, 4- Montañismo, 5- Trail-running, 6- Alpinismo y escalada, 7- Relajación y meditación, 8- Algunos de los elementos más importantes, 9- Identidad y sentimiento de pertenencia, 10- Cultura de la montaña. Valoración, 5 muy importante y 0 poco importante. (Fuente: datos de la encuesta).

En conclusión, la pérdida de los elementos icónicos de los glaciares de Aneto y Maladeta generará cambios significativos en el entorno del Parque Natural Posets-Maladeta y a su vez en las contribuciones no materiales de la naturaleza a las personas. Estos cambios en la percepción y valoración del entorno del Parque Natural deben ser tenidos en cuenta a la hora de planificar e implementar medidas – de gestión de la conservación, económicas y culturales – de adaptación al cambio climático en las próximas décadas.

Futuras líneas de trabajo incluyen analizar las diferencias en las respuestas entre los distintos tipos de encuestados/as y aplicar una metodología de estudio similar en otras zonas del Pirineo u otras zonas de montaña.

Trabajo original:

Olalde Izagirre, T. 2020. Glaziarren Desagertzea eta Naturaren Ekarpen Ez-Materialak Posets-Maladetako Parke Naturalean. EHU/UPV.

Dirigido por Ibai Rico (Universidad del País Vasco, Departamento de Geografía, Prehistoria y Arqueología) y en colaboración con Ignacio Palomo (CNRS – Laboratoire d’Ecologie Alpine).

Entrada redactada por Ibai Rico y Txomin Olalde Izagirre.

Referencias:

Palomo, I. (2017). Climate change impacts on ecosystem services in high mountain areas: a literature review. Mountain Research and Development37(2), 179-187.

Pascual, U., Díaz, S., Stenseke, M., Martín-López, B., Watson, R. T., Molnár, Z., Hill, R., Chan, K. M. A., Baste, I. A., Brauman, K. A., Polasky, S., Church, A., Lonsdale,  M., Larigauderie, A., Leadley, P. W., van Oudenhoven, A. P. E., van der Plaat, F., Schröter, M., Lavorel, S., Aumeeruddy-Thomas, Y., Bukvareva, E., Davies, K., Demissew, S., Erpul, G., Failler, P., Guerra, C. A., Hewitt, C. L., Keune, H., Lindley, S., Shirayama (2019). Assessing nature’s contributions to people. ScienceMag. 359. pp, 270-272.

Rico, I., Izagirre, E., Serrano, E., López-Moreno, J.I. (2017). Current glacier area in the Pyrenees: an updated assessment 2016. Pirineos, 172. pp1-7.


 

Conéctate con Sal&Roca! Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram

facebook twitter instagram