UN DOCUMENTAL DIFERENTE

La lucha por salvar los últimos ríos salvajes de Europa

El corazón azul de Europa esta amenazado. Actuemos antes de que sea demasiado tarde.

El río Una en Bosnia-Herzegovina
El río Una en Bosnia-Herzegovina

separacion

La región Balcánica aparte de ser conocida por su diversidad cultural, es también el lugar dónde se encuentran los últimos ríos salvajes de Europa. Es por eso que Patagonia ha decidido llamar así a su nueva campaña, el Corazón Azul de Europa.

¿Y a qué viene tanto ruido ahora con los ríos balcánicos? Pues bien, existe una especie de fiebre en la región con la energía hidroeléctrica. Tanto es así, que más de 3000 centrales de este tipo están siendo construidas o propuestas para construcción, junto a las más de 1000 que ya existen. Este tipo de presas son devastadoras para los ecosistemas y las gentes que viven en las zonas (Zarfl et al., 2015). En los Balcanes, el 91% de las propuestas de centrales hidroeléctricas incluyen pequeñas desviaciones de los ríos. A este respecto, existe un gran numero de estudios que hablan del impacto acumulativo de numerosas desviaciones en lugar de una única gran represa. Tanto las desviaciones como las centrales hidroeléctricas cambian drásticamente el medio ambiente a su alrededor y contribuyen negativamente al cambio climático (ver, por ejemplo, Deemer et al., 2016; Fearnside, 2001; Yrízar et al., 2012).

Los ríos en los balcanes son en un gran porcentaje ríos muy saludables, al contrario que el caso de Europa central. Uno de los últimos ríos salvajes (sin presas de ningún tipo) se encuentra en Albania. El Vjosa (y sus afluyentes) corre libremente a lo largo de 270 km. Ahora, hay 38 centrales hidroeléctricas propuestas para ser construidas a lo largo de su recorrido.

save-blue-heart-3

El Vjosa

Si las centrales son construidas en los Balcanes, se estima que unas 30 especies estarán en riesgo y 69 especies endémicas de peces amenazadas, entre ellas el Salmón del Danubio y el Línce Balcánico. La construcción va un paso más allá y afectará también a parques nacionales. Al ser de una capacidad menor a 10MW, no requieren por ley una evaluación de impacto medioambiental, lo que facilita los trámites.

save-blue-heart-2

El salmón del danubio

 

 

Si quieres saber más y unirte al movimiento, pincha aquí


Fuente: Blue Heart of Europe - Patagonia

Zarfl, C., Lumsdon, A.E., Berlekamp, J. et al. Aquat Sci (2015) 77: 161. https://doi.org/10.1007/s00027-014-0377-0

Bridget R. Deemer, John A. Harrison, Siyue Li, Jake J. Beaulieu, Tonya DelSontro, Nathan Barros, José F. Bezerra-Neto, Stephen M. Powers, Marco A. dos Santos, J. Arie Vonk; Greenhouse Gas Emissions from Reservoir Water Surfaces: A New Global Synthesis, BioScience, Volume 66, Issue 11, 1 November 2016, Pages 949–964, https://doi.org/10.1093/biosci/biw117

Fearnside, Philip M. 2001. Environmental Impacts of Brazil's Tucurui's Dam: Unlearned Lessons for Hydroelectric Development in Amazonia. Environmental Management 27 (3): 377–396.   

Martínez Yrízar, Angelina, Búrquez, Alberto, & Calmus, Thierry. (2012). Disyuntivas: impactos ambientales asociados a la construcción de presas. Región y sociedad, 24(spe3), 289-307. Recuperado en 16 de septiembre de 2018, de http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1870-39252012000600010&lng=es&tlng=es.


 

Conéctate con Sal&Roca! Síguenos en FacebookTwitter Instagram

facebook twitter instagram google+