lunes. 26.09.2022
damavand4 (1)

Damavand se alza solitaria en el norte de la meseta de Irán. Es el volcán más alto de Asia, la segunda cumbre con más desnivel en Asia, tras el Everest y una de las Siete Cumbres Volcánicas, además de ser una cima relevante en la mitología persa. Arash Kamangir, el arquero, un héroe en la mitología persa tras la guerra entre Irán y Turán, lanzó  una flecha desde el monte Damavand para delimitar la frontera con el pueblo turaní, en Asia central.

La historia de las primeras civilizaciones iraníes es la historia de la lucha por la tierra contra los turaníes.

Exhausto tras la ascensión, Arash lanza su flecha mirando hacia el norte y se funde con ella, surcando el cielo durante toda la mañana. Al mediodía cae en la lejana orilla del río Amu Darya (Oxus). El cuerpo de Arash nunca fue hallado y todavía hoy se cuentan historias de senderistas perdidos en las montañas que escuchan la voz de Arash y gracias a él encuentran el camino de regreso.

damavand3 (1)

undefined

En su célebre poema Damavand, Malek Al Shoaraye Bahar dice:

Oh demonio blanco con los pies encadenados

Oh cúpula del mundo, Damavand

De las 16 rutas conocidas para llegar a la cumbre de este volcán, la ruta sur es la más popular. Multitud de personas la recorren durante los meses de temporada alta, y lamentablemente la basura está presente a lo largo de toda la ascensión. La ruta sur sale desde el pueblo de Polour, a unos 100 kilómetros en coche desde el centro de Teherán. En esta población la Federación de Alpinismo de Irán tiene un refugio con espacio para pasar la noche. Es obligatorio registrarse y abonar la entrada, Goosfand Sara (2950 m de altitud) es de donde salen los mulos cargados con el equipaje de los montañeros hasta el refugio Bargah Sevvom, a 4220m de altitud. Este precario refugio tiene dos dormitorios grandes y dos habitaciones privadas y carece de agua potable y luz; solo cuenta con una cocina básica y una pequeña tienda. Los aseos dejan mucho que desear. Desde las afueras de Polour sale una pista hasta Goosfandsara, donde es posible alquilar vehículos todo terreno propiedad de la Federación de Montaña. Los vehículos particulares no tienen permiso para circular por la pista en temporada alta, entre mayo y octubre.

Por varios motivos, entre ellos la masificación y la acumulación de basura, nosotros vamos a ir por la ruta de la cara noreste, la más larga y espectacular de todas. Desde algunos puntos se pueden contemplar salidas de sol espectaculares.

La aventura

Nuestra aventura da comienzo en Teherán, la capital del moderno Irán, una ciudad gigante de casi nueve millones de habitantes según el censo iraní. Esta ciudad sorprenderá al visitante por su caótica mezcla de tradicionalismo y modernidad, desde el gran bazar en el centro hasta los cafés y restaurantes de lujo en el norte, donde socializa la juventud iraní. La vida nocturna no sigue el patrón occidental, pues el alcohol está prohibido y las discotecas no existen oficialmente. Por la tarde familias y grupos de amigos disfrutan de la vida social en parques y restaurantes. La cultura europea, adoptada por las clases media y alta, existe al margen del mundo visible en casas particulares con todo el exceso y el refinamiento imaginables.

A 160 kilómetros al este de la ciudad, en la provincia de Mazandaran, queda el pueblo de Nandal, a los pies del monte Damavand. Nandal tiene poco encanto y carece de la infraestructura necesaria para acoger a los visitantes. El señor Salehi, encargado de la Federación de Alpinismo, anota el nombre y los datos de los extranjeros que quieren subir al monte Damavand por las caras norte y noreste.

damavand22 (1)

Damavand IRL2 (1)

Es recomendable pernoctar en Nandal o acampar a las afueras para aclimatarse. Desde Teherán,  a 1200 m de altitud, hemos subido unos 1000 m. Desde el oeste del pueblo parte una ruta de unos 15 km hasta el campamento de unos pastores. Es una buena caminata para aclimatar el cuerpo a los rigores de la montaña.

La pista que conduce hasta el inicio de la ruta noreste en Gardane Sar (2800 m de altitud) es bastante accidentada. Para el trayecto, de unos 30 minutos, se pueden alquilar vehículos todo terreno a la familia Salehi.

A los montañeros que no quieren pernoctar en Nandal pueden acampar en la amplia llanura que hay antes de llegar a Gardane Sar.

Gardane Sar es donde hay que coger agua para toda la expedición, aunque a mayor altitud se puede derretir nieve (siempre es conveniente potabilizarla). El sendero empieza a coger altura, y poco a poco los pueblos que hemos dejado atrás se van viendo más y más pequeños. A 4000 m de altitud hay una pequeña llanura donde algunos prefieren acampar, sobre todo durante los meses de verano, cuando hay mayor afluencia de montañeros. A 4300 m de altitud se encuentra el refugio Takht-e-Fereydoon, con capacidad para entre 15 y 20 personas, pero a menos que vayamos entre semana es improbable conseguir plaza para dormir.

El tercer día de madrugada ascenderemos hasta los 5000 m de altitud para aclimatar. Durante el camino se puede disfrutar de una espléndida vista del glaciar Yakhar uno de los glaciares más temidos y espectaculares del demonio blanco, que comienza a 2300 m de altitud y termina a unos 300 metros por debajo de la cumbre. Durante la ascensión podremos descansar la vista en los picos demás de 4000 m de la cordillera de Alborz Central. Más allá, desdibujado en el horizonte se encuentra el mar Caspio, el lago de agua salobre más el extenso del mundo, situado a 28 metros por debajo del nivel del mar.

damavand28 (1)

damavand17 (1)

Todavía es oscuro cuando escuchamos a los primeros montañeros preparándose para la ascensión al pico. Salen de sus tiendas de campaña y las linternas frontales iluminan el entorno. Son las cuatro de la madrugada y tardaremos entre cinco y seis horas en alcanzara la cumbre. Bebemos té caliente y comemos algo ligero antes de preparar las mochilas. Además de nuestro equipo de montaña llevamos agua, fruta y un bocadillo. Sobre los 5000 m de altitud nos detenemos para ver la salida del sol. Continuamos en silencio, acompañados por las luces de las ciudades costeras en el horizonte, cada vez más tenues a medida que el sol se levanta por encima del horizonte. Antes de alcanzar la ante cima oriental cruzamos con cuidado un amplio nevero salpicado conrocas amarillas de lava solidificada. Atravesamos los peñascos que llevan cientos de años observando el paso de los visitantes a este lugar mítico y llegamos a la cima del Damavand. Este volcán, con un cráter helado de unos 400 metros de diámetro, lleva más de 7.300 años dormido. Para tomar la famosa foto de la cumbre tendremos que caminar un poco más, hasta la placa que indica la altitud de 5610 m. El pantano Lar, los cuatro miles y la fumarola del cráter son protagonistas emblemáticos de este monte.

Tras las fotos de rigor en la cumbre, un paseo tranquilo nos conduce hasta el campamento Takht-e Fereydoon, donde compartiremos refrescos y una bien merecida cena con los amigos.

damavand23 (1)

damavand9 (1)

damavand27 (1)

A la mañana siguiente el mulero estará en el campamento para cargar nuestros equipajes y regresar a Nandal.

De camino a Teherán podremos disfrutar de un relajante baño en las aguas termales que nacen del demonio blanco. Se dice que esta agua con azufre tiene propiedades medicinales y curativas.

Recorrido desde Teherán

Día 1

  • Teherán-Nandal
  • Desnivel positivo: 1100m
  • Distancia en coche: 4 horas 160km
  • Distancia a pie (opcional): 15 km

Día 2

  • Nandal- Gardanesar
  • Desnivel positivo: 600 m (en 4x4) +1400 m (a pie)
  • Distancia recorrida: 7 km en 4x4 y 4,2 kma pie
  • Altitud del campamento avanzado: 4330m

Día 3

  • Desnivel positivo: 770m
  • Desnivel negativo: 770 m
  • Total distancia recorrida a pie: 4 km

Día 4

  • Desnivel positivo: 1280 m
  • Desnivel negativo: 1280 m
  • Distancia total: 7 km

Día 5

  • Gardanesar –Nandal-Teherán
  • Desnivel negativo: 1400 m (a pie)+ 600 m (en 4x4) +1100m en coche
  • Distancia recorrida: 4,2 km (a pie) + 7 km en 4x 4 y 160 km en coche

 


Farzin Malaki

cof

Farzin Malaki;  guía de montaña, médico egresado en la universidad de Glasgow, intérprete y amante de la naturaleza, el yoga, la meditación y la fotografía. En 2008 fundó CaspianTrek, una empresa pionera de trekking y aventura en Irán. Vive entre Irán y España desde 2009.