UNA DE LAS VÍAS MÁS DURAS A LAS QUE SE HA ENFRENTADO

La sensación de escalar el árbol más alto del Planeta

Esta es la historia del gran Chris Sharma y su conexión con estos maravillosos árboles.

"Habiendo nacido en Santa Cruz como yo, antes incluso de empezar a escalar en roca, siempre solía jugar en los árboles. He tenido siempre una conexión muy profunda con estos bosques de secuoyas.

Desde que me metí en la escalada, he viajado por todo el mundo escalando las vías más duras. Al regresar de mis viajes, vuelvo al bosque de secuoyas y paseo por él. Alzo la vista y lo que veo es más que árboles, puedo ver líneas que sería increíble escalar. Volver atrás en el tiempo a cuando era un niño que jugaba en los árboles.

Escalar árboles es muy diferente que escalar en roca, ya que son seres vivos. Es genial venir aquí con Anthony y Wendy, biólogos que nos ayudan a hacerlo de la manera más cuidadosa y no dañar para nada el ecosistema.

Ha sido un sueño venir aquí y escalar estos árboles, y a la vez es una cura de humildad: fue mucho más difícil de escalar de lo que esperaba."

Chris Sharma

Chris Omprakash Sharma (Santa Cruz, California, 23 de abril de 1981) es un mito mundial de la escalada. Un tipo cercano, atractivo y discreto, vestido con camiseta y vaqueros, 1,83 metros de altura y 75 kilos de peso, y ojos azules que reflejan calma y determinación al mismo tiempo.

La meteórica carrera de Chris Sharma como escalador comenzó cuando ganó los Bouldering Nationals a los 14 años y abrió un año después la vía más dura de Estados Unidos en aquel momento (8c+), cuyo nombre ya lo dice todo: “Necessary Evil”. Desde entonces, y tras sufrir una grave lesión de muy joven, Chris ha dedicado su vida a la escalada, consiguiendo mantenerse al más alto nivel durante más de 30 años.


 

 

Conéctate con Sal&Roca! Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram

facebook twitter instagram google+