viernes 3/12/21
preikestolen-g243affa17_1280_opt
Preikestolen

Si estás deseando organizar tus vacaciones en los fiordos noruegos, estás de enhorabuena. Te traemos una cuidada guía básica que te ayudará en la planificación del viaje a Noruega. Información básica que luego podrás ir complementando a tu gusto. Aquí te contaremos actividades que hemos realizado y que son totalmente recomendables, así como información de los vuelos y hoteles. Eso sí, Noruega tiene infinidad de cosas para hacer y fiordos que visitar, por lo que aquí se encuentra una mínima selección. Está en tu mano explorar lo desconocido y llegar a los lugares más recónditos de este maravilloso país.

¿Cuándo visitar los fiordos noruegos?

Nunca es un mal momento para visitar Noruega. Eso sí, como siempre, cada temporada tiene sus pros y sus contras: en verano tendremos el mejor clima, así como más turistas a nuestro alrededor. Primavera y otoño son más fríos y con días más cortos, aunque estas estaciones nos regalan sus respectivos colores primaverales y otoñales. En invierno, tendrás prácticamente los fiordos para ti solo y podrás practicar los deportes de invierno que desees.

¿Con quién viajar a Noruega?

Nosotros realizamos el viaje a los fiordos con Viajes Carrefour, donde nos asesoraron en todo momento a la hora de organizar el viaje. Nuestra idea era elegir vuelos más hotel y luego buscar por nuestra cuenta las actividades. En su página web tenéis muchas ofertas de hoteles en Noruega e incluso circuitos completos que incluyen la visita a los fiordos y alguna capital tipo Estocolmo, Oslo o Copenhague. Es importante saber que Noruega es uno de los países más caros del mundo, por lo que se hace especialmente importante encontrar buenos precios u ofertas. En nuestro caso conseguimos los mejores hoteles de Noruega al precio que estábamos dispuestos a pagar a través de su web y fue todo un acierto.

¿Cuánto tiempo necesito?

Todo aquel que te puedas permitir podría ser la respuesta más acertada. Como eso es imposible para el común de los mortales, te recomendamos que tengas en cuenta que el terreno de los fiordos es especialmente escarpado, las carreteras son sinuosas e irás parando a cada rato para contemplar la belleza que tienes ante tus ojos. En verano habrá ciertos lugares con muchos turistas por lo que los accesos a los ferrys o cruceros se demorarán un poco. Aun así, creemos que para hacerte una idea básica de las ciudades y fiordos que quieras visitar, aconsejamos estar no menos de una semana.

geiranger-gdbdf827e0_1280_opt

¿Qué puedo ver entre tantas opciones?

Hemos hecho una selección de qué fiordos visitar, yendo de norte a sur situando las ciudades que más cerca están de cada fiordo para poder organizar el viaje con menores complicaciones. Elegimos estas ciudades porque son las más importantes de cada zona y las que mayor facilidad de acceso tenemos, ya sea por tierra, mar o aire.

Si partimos de Ålesund, estas son las opciones más turísticas y espectaculares:

  • Crucero por el Fiordo Geiranger

Sus más de 15 kilómetros de fiordo que se incrustan en la tierra son un deleite para todos los sentidos. Este fiordo es una de las atracciones más populares de toda Noruega y un comienzo espectacular a la hora de conocer el país escandinavo. El trayecto entre Geiranger y Hellesylt incluye las cascadas de Knivsflå y de Brudesløret. Declarado patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2005, también merece la pena recorrerlo a pie e ir parando en cada mirador que encontremos a nuestro paso.

  • La carretera de Trollstigen

Recorre esta sinuosa carretera perteneciente al Fiordo Geiranger, donde podrás ver escarpados paisajes, cascadas y en definitiva, naturaleza en su máxima expresión. Sus 106 kilómetros son de una belleza indescriptible. Si estás muy en forma, una alternativa totalmente recomendable es recorrer algún tramo sobre 2 ruedas. Encontrarás empresas dedicadas al turismo activo que alquilan bicicletas, con y sin motor eléctrico. Si eres más de reposo, siempre es aconsejable visitar uno de los viñedos más al norte del mundo: Vingården Tuen.

  • Åndalsnes, la capital del alpinismo noruego

En esta pequeña ciudad al oeste podremos disfrutar de todas las instalaciones necesarias y tomarla como punto de partida para realizar diversas actividades de montaña. Desde la propia ciudad hay una ruta que incluye la ascensión al monte Nesaksla con sus 708 metros sobre el fiordo Romsdalsfjord. El descenso del propio monte forma parte del último tramo de la ruta Romsdalseggen, una de las más espectaculares del mundo reconocida por la revista Lonely Planet. Igualmente podremos visitar el Centro de alpinismo noruego, un moderno edificio que contiene un museo interactivo y el rocódromo de interior más alto de toda Noruega. Igualmente si te gusta la adrenalina puedes realizar la ruta en vía ferrata de Romsdalsstigen, eso sí no es apta para cardiacos.

Cuando caen las temperaturas y si eres aficionado de los deportes de invierno, tendrás que dedicar tiempo al esquí de travesía o a las rutas con raquetas de nieve en los alrededores de Åndalsnes. Como siempre, las vistas serán excepcionales y qué mejor que practicando uno de nuestros deportes favoritos.

  • Loen

Este pequeño pueblo se sitúa en el Fiordo de Nord y será el punto de partida perfecto para diferentes actividades de montaña. Entre ellas destacamos la ascensión en teleférico hasta lo alto del fiordo a 1011 metros de altura. Éste se inauguró a bombo y platillo con la presencia de la Reina de Noruega el 20 de mayo de 2017 y desde entonces ha acogida a cientos de miles de turistas. Desde la estación del fiordo se inicia el ascenso hasta el monte Hoven en poco más de 5 minutos hasta la estación de montaña, donde se encuentra el restaurante Hoven, donde podrás degustar platos de la gastronomía local con unas vistas panorámicas de 210 grados con vistas al monte Skåla y al lago Lovatnet al este, al glaciar Jostedalsbreen y Olden al sur, y al Nordfjord que serpentea camino hacia Stryn en el oeste.

Desde aquí se puede explorar la montaña por su cuenta en una amplia red de senderos o con un guía. A pie en verano o esquiando o con raquetas de nieve en invierno. Las posibilidades son muchas, la elección es tuya. Si quieres ir a por la más atrevida (y para nosotros la más recomendable) es realizar la vía ferrata Loen, un recorrido que te dejará sin aliento.

Desde Bergen, te recomendamos lo siguiente:

  • El tren de Flåm

Este tren, por el que turistas de todo el mundo visitan Noruega, recorre un trayecto que te llevará a través de las montañas hasta la estación de Myrdal, atravesando el Valle de Flåm hasta lo más profundo del fiordo Aurlandsfjord. El descenso de una hora desde Myrdal te transporta cómodamente desde los 867 metros sobre el nivel del mar a tan solo dos, a través de 20 túneles, valles vírgenes y profundos barrancos, hasta llegar a Flåm.

  • Fiordo Nærøyfjord

Otra atracción con Bergen como punto de partida es el crucero por el fiordo Nærøyfjord a bordo de un barco híbrido eléctrico hecho con fibra de carbono y diseñado y construido en la zona. Su forma en zigzag es una alusión a los típicos senderos que uno puede observar en las laderas que discurren junto al fiordo.

  • Voss, la capital de la adrenalina

Si elijes Voss, ubicado en el corazón de la Noruega de los Fiordos, a poco más de una hora de Bergen, y en el medio entre Sognefjord y Hardangerfjord, prepárate para sorprenderte con los contrastes. Podrás realizar actividades de deportes extremos así como relajarte en los mejores paisajes naturales. Durante todo el año, Voss ofrece una gran variedad de actividades entre las que se puede elegir.

voss-g544a33046_1280_opt

Si tu punto de partida es Stavanger, esto es lo básico que puedes hacer:

Conocida como la capital del petróleo y la energía de Europa, Stavanger es una región 200 kilómetros al sur de Bergen donde no faltan experiencias emocionantes, culturales y culinarias si decides pasar tus aquí vacaciones.

  • Lysefjord

Desde ella se puede acceder a Lysefjord, el fiordo más al sur de los fiordos que merecen una parada obligatoria. Tiene dos reclamos principales: Preikestolen y el Monte Kjeraq. Ambos quizá lo hayas visto en publicaciones y blogs, porque son de los más fotografiables de Noruega y, por ser el más cercano a Oslo, hacen de este fiordo uno de los más visitados. Preikestolen es un acantilado que cae cientos de metros hasta el agua y en el Monte Kjerag podemos visitar una roca encajada entre dos acantilados también a cientos de metros sobre el agua. Aquí podréis encontrar la escalera más larga del mundo con 4444 escalones, la escalera de madera de Flørli.

  • Jæren

Igualmente, desde Stavanger puedes acceder a uno de los mejores lugares para hacer surf no solo de Noruega, sino de toda Europa. La calidad de las olas noruegas hace que cada año atraiga más y más surfistas a un destino que todavía está por descubrir. Jæren es probablemente el epicentro noruego del surf, donde hay playas aptas para principiantes con fondo de arena y escuelas hasta playas para más experimentados con fondo de roca. Eso sí, como imaginarás, hay que ir especialmente bien preparado, sobretodo si tu intención es surfear en invierno, cuando nieva a nivel del mar y las temperaturas caen bajo cero, necesitarás por lo tanto neopreno, escarpines, guantes y gorro.