domingo. 26.06.2022
volkswagen-id-buzz-concept-amarillo (1) (1)

El mundo de las furgonetas camperizadas y autocaravanas lleva unos años aumentando exponencialmente en nuestro país. No son pocos los que han decidido dar el salto y comprarse una furgoneta, bien para camperizarla con sus propias manos y tiempo o bien con toda la camperización de serie.

Sea de una manera o de otra, hay algo que por lo general caracteriza a este tipo de viajeros. Y es el amor por la naturaleza y la conciencia medioambiental. Es por ello que en los últimos meses se esté hablando tanto de las últimas incorporaciones en cuanto a vehículos eléctricos: la furgoneta eléctrica.

Con el auge de este tipo de vehículos ya estábamos esperando que empezaran a salir marcas que apostaran por motores eléctricos eficientes y con autonomía suficiente para poder disfrutar de la vida nómada y más de una forma más sostenible.

Esto es posible también gracias a que cada vez más compañías invierten en la mejora y modernización de las estaciones de carga. En el caso de la recarga de vehículo eléctrico con Circontrol podemos encontrar una gran variedad de sistemas que se adaptan a todos los vehículos y necesidades del usuario, desde postes de carga AC, hasta parkings eficientes donde se puede recargar cuando la furgoneta está estacionada hasta estaciones para coches eléctricos de carga rápida, donde se reduce el tiempo de carga y acercándolo al tiempo de repostaje de un vehículo a combustión.

Sin embargo, la pregunta parece clara: ¿es factible un futuro de furgonetas camper eléctricas? A medida que la industria automotriz avanza hacia los vehículos eléctricos, hemos visto a varios fabricantes anunciar los primeros pasos en la producción de campers eléctricas. La competencia ya es feroz por ver que marca se posiciona como líder en el mercado y la comunidad nómada está ya ansiosa por ver cómo estas furgonetas pueden revolucionar el mundo camper.

Estas furgos eléctricas se diseñaron principalmente como vehículos de reparto de la “última milla” y es posible que ese enfoque no se adapte a las necesidades de la vida en la carretera. Aun así, el mero hecho de poder ahorrar una gran cantidad de dinero en gasolina y mantenimiento es un aliciente para esta comunidad. Además, al igual que ocurrió en su momento con las primeras furgonetas, no habrá problemas en transformar una furgoneta de pasajeros o de carga en una completa y funcional furgoneta camper.

Otro factor importante es la autonomía de las furgonetas. Esto es, cuánto puede recorrer la batería de la furgoneta antes de que necesite una recarga. A diferencia de un motor de combustión, las baterías tardan mucho más en recargarse. Además, lograr una buena autonomía en vehículos más grandes y pesados es mucho más complicado que un pequeño utilitario.

Para poder afrontar el problema de la autonomía con garantías, los propietarios de vehículos eléctricos deberán tener en cuenta dos cosas. En primer lugar, la distancia que recorren a diario y, en segundo, dónde pueden pasar varias horas cargándose.

Para los propietarios de vehículos eléctricos pequeños y de uso urbano, el problema de la autonomía está resuelto. Por lo general, conducen menos de 50 kilómetros en un día y tienen acceso a una gran red de opciones de carga. Pero, ¿qué pasa con los vanlifers que viven fuera de las áreas urbanas y viven una vida nómada? El problema de la autonomía es importante ya que suelen recorrer largas distancias en un solo día. Además, este estilo de vida te lleva a buscar lugares lejos de la infraestructura de carga de vehículos eléctricos.

Todo esto son preocupaciones lógicas en el mundillo, pero si quieres saber nuestra opinión, no lo dudes y lánzate, el mundo avanza a pasos agigantados y es seguro que todas las incertidumbres se solventen en muy poco tiempo.


 

Conéctate con Sal&Roca! Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram

facebook twitter instagram