lunes. 15.07.2024

frenos

neoprenossinfrenos
Sal
HISTORIAS CON SABOR A SAL

Sin frenos y con neoprenos

La sensación de abrir los ojos y escuchar las olas, de incorporarte y asomándote a la ventanilla del maletero de una furgoneta, ver el mar desde una pequeña cala del norte...