domingo. 26.05.2024
ninos-montana-senderismo

El deporte es una de las disciplinas más beneficiosas para el ser humano. La llegada del otoño implica que practicarlo no se convierta en un suplicio por el calor, sino que gracias a las temperaturas más frescas, podemos disfrutar de ello todavía más. Gimnasio, yoga, senderismo o jogging son algunas de las prácticas deportivas que podemos llevar a cabo. Si optamos por las rutas de montaña, una gran idea es inmortalizar estos momentos con nuestros amigos y familiares para realizar un calendario con fotos que nos permita recordarlo durante todo el año. Ahora que se aproxima el inicio de 2024, es una de las mejores opciones.

Momentos especiales conservados para siempre en un calendario

Realizar una ruta por la montaña siempre es motivo de celebración. Cada una de ellas forma parte de un día especial con nuestros más allegados y este aspecto, es motivo para ser fotografiado. Una puesta de sol, un amanecer o la aparición de las primeras estrellas se convierten en algunos de los momentos más especiales.

Sin embargo, una imagen puede aglutinar otros momentos que no se ven cuando realizamos una ruta. Anécdotas, una comida especial rodeados de los nuestros o lugares especialmente icónicos quedarán para siempre grabados en las imágenes que incluiremos en un calendario personalizado.

Con la llegada del fin de 2023, una opción fantástica para regalar son los calendarios. ¿A quién no le apasiona ver en su casa o el despacho de su trabajo estos recuerdos? Sin duda, es uno de los regalos estrella de cara al amigo invisible o con motivo de recopilación de momentos únicos vividos entre montañas.

¿Qué beneficios emocionales tiene hacer rutas de montaña?

Generalmente, siempre que se habla de rutas de montaña se suele asociar con los beneficios que comporta a nivel físico, de sobra conocidos. Sin embargo, los emocionales también son muy destacados y merece la pena conocer cuáles son.

En primer lugar, al apostar por este tipo de deporte, nos estaremos enfocando en una reducción de la hostilidad, la ira y la ansiedad, tan presentes últimamente en nuestra sociedad. Por otra parte, este tipo de prácticas deportivas también comporta una mejora de los patrones del sueño, tan necesarios en el día a día para afrontarlo con energía y actitud.

Y no solo eso, sino que para el trabajo o los estudios, es perfecto. Gracias a las rutas de montaña podemos mejorar las funciones cognitivas y de memoria a corto plazo. Por otra parte, resulta inspirador, ya que mejora los niveles de creatividad notablemente y es perfecto para contribuir a que las relaciones familiares y de amistad sean más fuertes. Recordemos que hacer una ruta por la montaña es una experiencia, por lo que se convierte en un día único repleto de momentos que siempre quedarán grabados en la memoria y en la retina de quienes la realicen.

En cuanto a salud, nos beneficiamos enormemente también al reducir los indicadores de estrés, mejoramos el sistema inmune, la salud cardiovascular para las personas hipertensas y se fortalecen hasta 7 grupos musculares y beneficios del sistema óseo.