viernes. 21.06.2024

Mery, una de las creadoras del roco Sharmático: 'aquí la gente viene a reunirse y no sólo a escalar'

image_123655411 (1)

Llego tarde. Últimamente siempre llego tarde. A todo. Siempre.

¿Soy yo o seguir el ritmo del mundo se nos está haciendo imposible de verdad? ¿O somos una generación que no sabe “trabajar duro”, hemos “salido” demasiado “sensibles” y “malcriadxs”?

Que toda una generación salga así… me parece curioso. Francamente, opinar eso me parece una mierda.

¿Llego tarde? Pues quiero pensar que en realidad no.

La vida adulta aprieta y entre las rutinas, los cuidados y oximorones diarios, no he tenido suficiente aire cómo para sentarme, respirar y escribir. (Mientras estoy escribiendo este párrafo, mi Teams se está volviendo loco y el WhatsApp web explota. La vida adulta… es así.)

Sin embargo, hay un sitio donde sí que se respira el aire (con magnesio incluido), cada vez que voy. El pequeño pero lleno de gente muy bonita, rocódromo situado en la sierra de Madrid, en Moralzarzal, el Sharmático.

Fue allí donde, hace unos meses, se organizó una compe no mixta - un espacio seguro de escalada en boulder para mujeres e identidades disidentes.

Lo increíble del evento (además de las personas que vinieron) fue su organización donde absolutamente todo fue poder respirar. Supimos darnos los tiempos necesarios. Supimos hablarnos, evaluarnos y adaptarnos para no morir en el intento. Supimos escucharnos… Supimos también acoger cuando alguna “llegaba tarde”. De hecho, casi siempre “llegábamos tarde” todas para según qué gestión, pero al final, la conclusión fue priorizar hacerlo todo lo más sencillo posible. Y la compe salió.

Un grupo de “Malas Mujeres” presentes, acompañadas por historias disidentes del pasado más o menos cercano, hicimos una fiesta escalando. Junto a nuestra patrona siempre presente, siempre imprevisible, la señora meteo. Entre el granizado, el baile y las risas pudimos celebrar lo vivas que estamos. Escalando.

Gran parte de esta magia se debe al espacio donde se organizó la compe, el rocódromo Sharmático. Una de sus creadoras, Mery, ha decidido contame un poquito más sobre ella, su escalada y el rocódromo.

Sobre el proyecto. El Sharmático

IMG-20240302-WA0018

El proyecto de Sharmático surgió porque al conocer a Jaime (también Creador del proyecto), le conté un poquito mi experiencia y el hecho de que me encantaría cuidar de algo que fuera mío, verlo nacer y crecer. Entonces a raíz de esto Jaime se enteró que se traspasaba un rocódromo y me ofreció la oportunidad de unirme al proyecto. Antes trabajaba cómo arquitecta técnica en un estudio de arquitectura, era jefa de obra. Total que cuando Jaime me propuso unirme a la creación de Sharmático luego fue súper rápido todo. ¡Mi madre casi me mata! (risas).

En mayo 2024 Sharmático cumple dos años y la verdad que ahora estoy súper contenta pero al principio dije varias veces: “Madre mía la que he liado” (risas)

Al principio, Jaime y yo, estábamos trabajando 14 horas todos los días. Dormíamos aquí las siestas, limpiábamos a las 7 de la mañana, desayunábamos y comíamos aquí. Estábamos muertos de cansancio. Ver que esto ahora da frutos, es decir que viene mucha gente, que la gente cuenta con nosotros para hacer eventos especiales está muy guay y, para mi, también es hacer comunidad.

Creo que Sharmático ya no es solo un roco. Cuando me preguntan. ¿Qué vas a hacer si te abren un roco en frente?”, yo no tengo miedo porque creo que aquí la gente viene a reunirse y no sólo a escalar.

Sobre la compe no mixta

P1030135

Me encantó la idea desde el inicio. Fue increíble la complicidad entre todas. Al final puedes tener la organización pero si no tienes complicidad, nada sale, nada funciona. La temática elegida, la de “Malas Mujeres” me pareció muy chula también.

Creo que se dio a conocer esta parte de las mujeres y sus historias que no se ha conocido nunca, que no es fácil de encontrar. Yo hasta que no vi los carteles con las descripciones, no me había puesto a investigar, no me había puesto a leer ni nada. Igual que muchas de las participantes de la compe que me dijeron lo mismo.

Además, es guay poder decir que no he tenido casi ningún comentario malo ni envidioso sobre la compe por ser no mixta. Desde el Sharmático todo el mundo la ha apoyado. Creo que también que este es un rocódromo donde la gente y la comunidad no se va a sorprender porque hagamos este tipo de cosas. Es muy guay y da mucha paz porque al final estar siempre luchando cansa también.

Sobre los espacios no mixtos

A ver… Está claro que nuestra sociedad va avanzando cada vez más, pero estos espacios son necesarios para muchas mujeres.

Principalmente porque nos escuchamos más. Por ejemplo, si te da miedo un bloque o su altura y vas con tus amigas, la respuesta es: “No te preocupes, bájate, nos vamos a otro bloque y mañana si quieres vamos a este bloque o dónde sea.”

Cuando escalas con tías, todo el mundo está atento porque a lo mejor entendemos mejor que todo depende del punto de vista que tenga cada persona. Empatizamos más, intentamos ponernos más en el lugar de la compañera... Y luego las conversaciones también cambian, son más variadas, hablamos más de lo que sentimos. (risas).

Sobre la escalada. ¿Tú has abierto algún bloque Mery?

image_123655411

No, no, pero lo tengo en la cabeza. Tenemos que ir a alguna zona por ahí a rebuscar sí, porque al final los chicos...En fin, a lo que vamos, que necesitamos más mujeres aperturistas en bloque. Por la Pedri, por Zarzalejo y en el Escorial hay algunos bloques abiertos por tías. Y son bloques muy bonitos, ¡nada de burradas! (risas)

Muchas veces, en bloques abiertos por los chicos, hay movimientos que yo no puedo hacerlos cómo lo hacen ellos. Tengo que adaptarlos a mi cuerpo. Y se nota mucho cuando el bloque lo abre una tía. Hay mucha diferencia. ¡Necesitamos más! Que si no, al final las tías… siempre parece que estamos escondidas “detrás de las rocas” y no trepándolas.

Cierre

En breve se publicará este artículo y ya no estaré llegando tarde a nada (hasta dentro de 5 minutos, claro).

Me queda lo último… los agradecimientos, siempre necesarios cómo parte de cuidarnos y visibilizar nuestro trabajo.

Gracias a Mery por facilitar la entrevista. Gracias a todo el equipo de Sharmático quienes facilitaron el espacio para poder hacer la compe no mixta el pasado mes de marzo. Y gracias al grupo de mujeres más cañero y maravilloso que una puede desear a la hora de organizar cualquier sarao. A Bea, Cris, Liz, Lydia, Paula, Ruth y Sara por respirar esta aventura juntas. Y que compartamos muchas más.