¿Trabajar mientras persigues tu siguiente aventura? Esta nube privada lo hace posible

Si eres un nómada digital, hay ciertas cosas que te tienes que replantear respecto a cómo trabajas.

Imagen via goabroad.com
Imagen via goabroad.com

separacion

Entra el sol por la ventana. Es temprano y con los ojos aún medio cerrados empiezas a preparar la cafetera. Abres la puerta y miras las vistas que tienes hoy desde la oficina. Las olas empiezan a romper con sutileza pero con suficiente pared como para ir a por una sesión matinal antes de comenzar a trabajar. Es una nueva manera de entender el mundo y la relación entre la esfera personal y profesional, es el momento de los nómadas digitales como tú.

No estás solo, ya que cada día el porcentaje de personas que trabajan a distancia aumenta de forma continuada. Así lo atesta el informe sacado por la Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y de Trabajo (Eurofound) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) a lo largo el primer trimestre del 2017. Este cambio de paradigma, que tanto beneficia a gente que desean vivir cerca de la naturaleza, freelance que viajan frecuentemente o que por su vida dedicada a la exploración necesitan trabajar fuera de las oficinas convencionales, ha sido posible gracias al desarrollo del internet. Sin embargo, no viene exento de importantes aspectos que debemos considerar.

La "nomadización" implica también que vamos a manejar una gran cantidad de información a nivel de usuario: datos no multimedia con los que tenemos que trabajar en grupo y por lo tanto compartir con otros usuarios, y datos multimedia, como fotografías de alta definición que has conseguido en tu última sesión de escalada intensa, con un gran peso debido a su formato. Llega un momento que nuestros ordenadores portátiles empiezan a quedarse limitados por la propia naturaleza de los discos SSD y/o M.2, así como los móviles con poca memoria, lo que nos lleva a replantearnos el conseguir espacio extra con el que podamos contar.

En este momento, podríamos considerar contratar los servicios de un servidor público, pero hay que tener muy en cuenta sus desventajas. En primer lugar, son servidores alojados "en algún lugar" y dependemos que siempre estén on-line. Si recibe un ataque DDOS, nos quedamos simplemente sin servidor, y aún peor, si es hackeado pueden hacer públicos nuestros datos privados o contraseñas. En definitiva, en una era donde la seguridad en internet está cada vez más en entredicho, la confidencialidad es un aspecto a tener muy en cuenta. Después, hay que valorar el precio. Con precios iniciales de 1TB por 10€ al mes o 100 € al año, pasa rápidamente a 20€ al mes o 240€ año en cuanto subes a 2 TB (aumento de capacidad que es muy probable que acabes necesitando).

Esto nos lleva a considerar los servidores NAS de QNAP, es decir, de almacenamiento conectado en red. Aquí encontramos todas las funcionalidades de la nube pública sin tener que preocuparnos por lo citado anteriormente. En cuanto a la confidencialidad, tú tienes el servidor y pertenece a un único usuario, a tí. Además, vas a pagarlo una sola vez, sin las odiosas cuotas mensuales que a la larga te saldrá más caro. Contarás también con una excelente velocidad de transferencia de archivos ya que es una velocidad de conexión local. 

QNAP-TS-128-y-TS-228

El TS-228 es un ligero, práctico y funcional NAS que encaja perfectamente con tu estilo de vida nómada y digital

Especialmente interesante es el TS-228, un NAS de bajo consumo y rentable para comenzar a crear tu propia nube personal y estar siempre conectado a tus archivos con un control total. La fluidez de la transmisión de datos (112 MB/s de lectura y 81Mb/s de escritura) y la potencia de su procesador (dual-core ARM® v7 de 1.1GHz), lo hace idóneo para que sea un sólido centro de almacenamiento para realizar copias de seguridad, sincronizar y acceder de forma remota a los archivos. Con la funcionalidad Qsync, cualquier archivo subido al TS-228 estará disponible en todos los dispositivos conectados: ordenadores, portátiles o dispositivos móviles. Esto es increíblemente útil para que las personas que viajan con frecuencia gestionen sus archivos, ya que asegura que todos los dispositivos tendrán siempre las versiones más actualizadas de los archivos.

Para aumentar aún más la seguridad, podemos contar con la herramienta de administración RAID1, para así duplicar los datos entre dos discos duros y tener una copia espejo del disco. Esto se consigue simplemente con dos discos duros y el NAS se encargará de inicializarlo automáticamente. De esta manera nos aseguramos que aunque perdamos un disco, nunca vamos a perder toda la información, ya que estará en el otro disco. Toda la gestión del NAS además puede hacerse con diferentes aplicaciones móviles, haciendo la vida aún más fácil para controlar tu NAS dónde sea que se encuentre mientras tu te encuentras viajando, desde los archivos, la música hasta fotografías y vídeos.

En definitiva, el NAS de QNAP ofrece grandes ventajas que hacen que puedas ir a tu siguiente aventura con toda la tranquilidad, sabiendo que tus datos están dónde mejor podrían estar. Bienvenidos a la revolución de las nubes personales.

Artículo patrocinado por QNAP

 Si te interesa comprar el TS-228, haz click en la imagen abajo


 

Conéctate con Sal&Roca! Síguenos en FacebookTwitter Instagram

facebook twitter instagram google+