ECOTURISMO LOCAL

Madidi Jungle: Una aventura inolvidable en el Amazonas boliviano

Os quiero hablar de la selva, y en concreto de un emprendimiento de ecoturismo local de bajo impacto en el medio ambiente que me abrió los ojos y el corazón a este maravilloso ecosistema y a las culturas indígenas.

separacion

Bolivia es uno de los países con mayor biodiversidad en el mundo, con espacios geográficos tan variados como la Amazonía, el Altiplano, la cordillera de los Andes o el Chaco, además de ser un país multiétnico y pluricultural.

Llegué a Bolivia casi sin darme cuenta, por casualidades de la vida que no vienen al caso y sin conocer apenas nada de este país. Aterricé en el aeropuerto (Internacional de El Alto – La Paz), situado a 4000 msnm y a los pocos días me encontraba viajando a la población de Rurrenabaque, situada a 229 msnm, entrada a la Amazonía, por un camino conocido como “el camino de la muerte”, 18 horas de trayecto al borde de un acantilado en autobuses reciclados sin límite aparente de carga…eso sí, un paisaje precioso desde el Altiplano pasando por los Yungas hasta llegar a la basta Amazonía. Turistas, cholitas, niños, vendedores, bolsas enormes de coca… ¡una genial variedad a bordo de la Flota!

madidi1

Rurrenabaque fue mi casa (hogar) durante más de un año y medio y pensar en este lugar aún me evoca recuerdos tan mágicos y sentimientos tan profundos que me hacen sentir mucha nostalgia…nostalgia sana. Rurre tiene algo especial, no lo digo yo, se siente al llegar… algún tipo de encanto, como si fuera una droga, flota en el aire o en su agua que te impide irte de allí, “si bebes agua de Rurre ya no te podrás marchar” dice un dicho. ¿Cuántos viajeros se quedaron meses, años o toda una vida, enamorados del lugar o de sus porteños?

Rurrenabaque se sitúa al norte de Bolivia, en el departamento del Beni y a orillas del río del mismo nombre, ubicado en la cuenca amazónica, su clima es caliente y muy húmedo a lo largo de todo el año, con una temperatura promedio de 27°C. Es un gran centro turístico conocido como la perla turística del Beni por ser la entrada al Parque Nacional Madidi y a las Pampas del Yacuma, puerta a la Amazonía: un mundo de naturaleza exótica y culturas vivas.

madidi2

Como suele suceder en las ciudades de clima tropical, su gente es aún más cálida y alegre. En Rurre conviven locales, viajeros y extranjeros asentados en el lugar, una preciosa fusión que convierte al lugar en un atractivo lleno de energía. Fiestas, música, bailes, sabores, olores y puestos de comida en las calles, frutas, artesanías, niños jugando en las plazas, chapuzones en el río, conversaciones, amistades, naturaleza, sueños compartidos, tiempo…esto representa Rurre para mí.

Rurrenabaque vive principalmente del turismo: restaurantes, hoteles y agencias de viajes, forman parte de la oferta turística debido a 2 principales atractivos naturales: la Selva y las Pampas del Yacauma.

Yo os quiero hablar de la selva, y en concreto de un emprendimiento de ecoturismo local de bajo impacto en el medio ambiente que me abrió los ojos y el corazón a este maravilloso ecosistema y a las culturas indígenas.

La selva del Parque Nacional Madidi cuenta con un área total de 18958 kilómetros cuadrados y un rango altitudinal que va desde 5760m en los picos glaciales de los Andes hasta la llanura amazónica ubicada a los 180 metros sobre el nivel del mar. El Parque Nacional Madidi es una de las regiones con mayor diversidad biológica del planeta, y una de las más vulnerables. Fue designado como Parque Nacional el 21 de Septiembre del año 1995, el área cercana a Rurrenabaque protege una franja de bosque tropical amazónico en buen estado de conservación, permitiéndose solamente a las comunidades indígenas el hacer uso de los recursos naturales para preservar su modo de vida tradicional y llevar a cabo emprendimientos eco-turísticos. Sin embargo, cada vez son más las amenazas e intereses políticos que ponen en riesgo este ecosistema. Se estima que el Parque contiene entre 870 a 1000 especies de aves, alrededor del 10% de todas las especies existentes en el planeta. También existen 192 especies de peces, 71 de reptiles y 156 especies de mamíferos.

Madidi Jungle Ecolodge es un emprendimiento de ecoturismo, situado en el interior del Parque Nacional Madidi, gestionado y operado por cuatro familias indígenas provenientes de San José de Uchupiamonas que apostaron por un modelo de turismo verdaderamente responsable con el medio ambiente y dando oportunidades de empleos a las familias indígenas para mejorar sus condiciones de vida.

El viaje desde Rurrenabaque hasta Madidi Jungle Ecolodge tiene una duración de 3 horas en bote subiendo los ríos Beni y Tuichi. El Ecolodge es un verdadero paraíso natural ubicado en un lugar estratégico de la selva para la observación de flora y fauna, con una capacidad limitada de 18 visitantes al mismo tiempo.

madidi3

madidi4

madidi5

madidi6

Las cabañas están construidas al estilo tradicional de las culturas amazónicas, con materiales locales del bosque, causando un mínimo impacto en el entorno natural. El Ecolodge ofrece confort y seguridad, en un entorno íntimo con la naturaleza, permitiendo a los visitantes sentir la magia, la energía y el encanto de la selva en todo momento. Cuentan con un Laberinto de Senderos que abarca unos 40 kilómetros de recorrido en los alrededores del Ecolodge, diseñados para descubrir la selva tropical húmeda y aprender de la flora y la fauna nativa acompañado por sus guías locales. El verdadero secreto que marca la diferencia en Madidi Jungle es su gente, personas con un corazón inmenso y abierto, muy entrañables y divertidas, deseando compartir contigo sus conocimientos de la selva, su cultura, chistes…con ellos te sientes siempre como en familia, un amor de gente!

madidi7

madidi8

madidi9

madidi10

madidi11

madidi12

madidi13

madidi14

madidi15

madidi16

Los días en Madidi Jungle Ecolodge se pasan volando, en un clima familiar y en medio de un lugar tan hermoso… Caminatas, paseos en bote, tubing, interpretación del bosque y plantas medicinales, avistamiento de aves y otros animales, pesca de pirañas, actividades nocturnas, artesanías, sabores y olores deliciosos en los almuerzos, preparados en base a productos locales y orgánicos, jugos de frutas, árboles gigantes, monos, hormigas, aves, caimanes, tapires, sonidos, miradas, las hamacas disponibles en las cabañas que te invitan a un descanso después de vivir tus diversas actividades y experiencias…

madidi17

madidi18

madidi19

madidi20

madidi21

madidi22

madidi23

Madidi Jungle Ecolodge es un paraíso de esos donde merece verdaderamente la pena escaparse y donde dan ganas de quedarse siempre un poquito más, o volver siempre otra vez…

Bolivia es un destino exótico de naturaleza y cultura, de montañas, de desiertos blancos, de selva siempre verde, de lugares fríos, calurosos, de sitios lluviosos, de fuerza, de pureza, de músicas y danzas, de risas en sus niños, de sabores, de gente… de gente que ama la vida. Gracias por abrazarme fuerte, siempre voy a volver… una vez más. 


 

Conéctate con Sal&Roca! Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram

facebook twitter instagram google+