¿Qué relaciona a uno de los mejores escaladores del mundo con la ecología del árbol más alto del planeta?

Chris Sharma escaló en libre los primeros 50 metros de una sequoia. Su sponsor dona 0,10 $ por cada visionado del video a un proyecto de investigación sobre los efectos de la sequía en las sequoias. ‎¿Impacto? ‎¿Marketing?‎ ¿Qué conclusiones podemos extraer tras esta escalada?

secuoya1

separacion

Chris Sharma, uno de los mejores escaladores del planeta, escaló en libre los primeros 50 metros de una sequoia (Sequoia sempervirens) sugiriendo un grado de 9a. Su sponsor dona 0,10 $ por cada visionado del video a un proyecto de investigación sobre los efectos de la sequía en las sequoias. ‎¿Impacto? ‎¿Marketing?‎ ¿Atracción natural a escalar árboles?… ¿Qué conclusiones podemos extraer tras esta escalada?

Subir a lugares elevados, o escalar árboles, es algo innato en el ser humano. No es la primera vez que se escala una sequoia: Julia Butterfly Hill pasó dos años subida a una sequoia milenaria que iba a ser talada por una compañía maderera. Finalmente, el árbol llamado Luna, y los demás árboles situados en un radio de 61m se salvaron gracias a la acción de esta activista. Con otros fines, y desde tiempos mucho anteriores, en el Congo, África, la tribu BaAka escala a árboles de hasta 40m para recolectar miel con la que alimentarse. Actualmente, investigadores en múltiples partes del planeta escalan árboles para recoger muestras que analizar posteriormente.

secuoya3

Julia Butterfly sobre la sequoia Luna

secuoya2

Miembro de la tribu BaAka escalando un arbol para recolectar miel (BBC)

Por lo tanto, existen múltiples ejemplos así como técnicas de escalada de arboles… pero, ¿se les daña en este proceso?, y más concretamente: ¿sufrió la sequoia que escaló Chris Sharma en “top-rope”?

La corteza de la sequoia, como la del resto de especies arbóreas o leñosas, está formada por células muertas ya que no reciben nutrientes ni agua. El grosor de la corteza de una sequoia de esta especie puede llegar hasta los 30 cm. Por lo tanto, y considerando que para este proyecto se escogió una sequoia que había sobrevivido a un incendio y tenía poco musgo y liquen sobre la corteza, resultaría difícil afirmar que la sequoia ha sufrido daño alguno durante la escalada. Además, como se indica en la página web del sponsor (Red Bull), el escalador contaba con los permisos necesarios para escalar la sequoia.

Bien es cierto que además de considerar el daño físico hay que considerar otros aspectos. Aunque la escalada no se haya realizado en un parque nacional, la sequoia, además de ser la especie más alta del planeta, es un emblema de la conservación, por lo que se entiende que surja un debate ético sobre la escalada de la sequoia, o más concretamente, que se utilice la escalada para realizar una campaña de marketing. Además, cabe preguntarse si se podría haber minimizado el impacto aún más, por ejemplo, sin usar magnesio (se utilizó magnesio para marcar partes de la ruta). Por otro lado, es importante destacar que los científicos que han colaborado con Chris Sharma han calificado su escalada de muy bajo impacto.

Al margen de este interesante debate, quizá lo que mas sorprende es que el sponsor haya puesto un tope de únicamente 10.000 $ para donar al proyecto de investigación que estudia los efectos de la sequía sobre las sequoias (en el que trabajan Dr. Anthony Ambrose y Wendy Baxter de la Universidad de Berkeley). La sequía que afecta actualmente a California es tan grave que se ha llegado a declarar el estado de emergencia. Al sponsor, que es la empresa número 74 en el ranking de Forbes de las empresas más valiosas del mundo, no parece que la cifra de 10.000 $ vaya afectarle considerablemente a sus cuentas, como lamentablemente, esta ayuda tampoco supondrá una gran mejora en la dotación del proyecto de investigación ….

El tope de 10.000 $ ya se ha alcanzado tras los más de 140.000 visionados del video de Chris Sharma en internet. Puesto que el sponsor busca una imagen que la conecte con la aventura en la naturaleza esponsorizando a escaladores, surfers y esquiadores, ¿quizá podría mostrar una responsabilidad mayor y unirse a las ya más de mil empresas, como Patagonia, que donan el 1% de sus beneficios a causas ambientales a través de la campaña 1% for the planet?



Ignacio Palomo es Investigador Post-doctoral en el Centro Vasco para el Cambio Climático (BC3) e investigador asociado del Laboratorio de Socio-ecosistemas de la Universidad Autónoma de Madrid. Puedes seguirle en su blog Luces de Montaña.

 

 

lucesdemontaña


 

Conéctate con Sal&Roca! Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram

facebook twitter instagram google+