No stress & surfing at Cabo Verde

Disfruta el ritmo de la isla, no stress, de la gente, la comida y ojalá tengas suerte con las olas.

separacion

Cabo Verde había estado en mi mente surfera desde hace años; con los videos y la información que había recabado sabía que es un surf spot con muchísimo potencial, pero el tema del viento siempre me había tirado para atrás y por unas cosas u otras siempre fue un destino que se quedó en el aire. Pero, este año todo se alineó y sumado a mis ganas de conocer las islas, el hecho de que dos buenos amigos, Rafa y Mariajo, junto a sus peques Tommy y Alejandro, estén viviendo desde hace más de un año en la isla, mandándome fotos por whatsup cada vez que entra un buen swell y poniéndome los dientes largos, hizo el resto. Animar a mi mujer Carolina a embarcarse conmigo a un viaje o surftrip siempre es fácil y para mi volver a África siempre es una motivación, lo que no sabía es que iba a conocer un África distinto al que tengo acostumbrado y que ha sobrepasado con creces todas mis expectativas iniciales…que eran muchas.

cabo-verde-15

Apenas a 4h en avión desde España se encuentra un archipiélago de más de 10 islas que forman Cabo Verde, antigua colonia portuguesa, que actualmente permanece al continente africano y que antiguamente fue paso de esclavos.

Cada una de estas islas tiene sus características, sus olas y sus secretos, pero sin duda la más conocida, turística y visitada es la Isla de Sal, la más alejada al sur del continente y al noroeste de las islas y que aun siendo más inconsistente que las islas canarias, con un buen swell y un buen período, por encima de 13, tiene muy buenas olas y muy poca gente.

cabo-verde-14

Con una cultura claramente africana y un lema que no tardarás en entender “No Stress”, hay momentos y situaciones que sientes estar en pleno África, sin embargo en otras sientes más una vibra caribeña, para en otras darte cuenta de que se trata de una isla muy turística, donde la gente de color que vivía principalmente de la pesca ha visto en el turismo una salida, aunque casi impuesta por los grandes tour operadores quienes han visto la oportunidad de adueñarse poco a poco de la isla, preparando el terreno para explotarla para los próximos 30 años, haciendo crecer el turismo a pasos agigantados y por desgracia, como ha ocurrido en otras islas, de una forma poco sostenible y desmesurada. Arrasando una identidad y cultura, que recuerda a cómo eran las islas Canarias hace más de 30 años.

Casi toda la infraestructura y logística de la isla se concentra alrededor de Santa María, donde recomiendo quedarte, ya que en Espargos apenas hay estructura y aunque es dónde vive la mayoría de la población local, es en Santa María donde está todo el turismo y la diversión. Todo aquí está orientado al turismo, con pick ups que llevan a los turistas en la parte de atrás, con apenas un poquito de crema por toda la isla, bajo un sol duro que aumenta cada día su color hasta parecer que muchos turistas están a punto de explotar.

cabo-verde-13

El clima es seco y el sol la verdad que no es broma, haciendo que los días sean largos y aunque el viento y una brisa constante hacen que la sensación no sea tan insoportable y que los turistas, la mayor parte italianos, ingleses y alemanes, se confíen y relajen bajo el sol, hasta que perciben que el color camarón de la isla ya se ha apoderado de sus blancas pieles y que las noches a partir de ese día serán aún más largas, sumando al  calor y humedad, ese quemazón que solo los aires acondicionados de los grandes resorts podrán aliviar en parte, “too late”.

Sal es una isla volcánica muy plana, de ahí que sea tan ventosa y con una sensación desértica, con una tierra seca y árida que aumentan esa sensación de calor. Así que ten cuidado porque aunque las distancias son cortas, hay momentos que sientes estar literalmente en el desierto.

cabo-verde-11

La isla tiene unos 40km, de los cuales solo 17km cuentan con carretera asfaltada de norte a sur, el resto son tracks de tierra, por lo que recomiendo que cojas un 4x4 (40 euros día), ya que la opción de la bicicleta para moverte por el sur e ir de Santa Maria a Ponta Preta está bien, pero el sol y el viento, así como los baches (prepara el culete) hacen las etapas muy duras. Otras opciones para moverte son los taxis y los buses trotros, que son muy baratos. También hay quads y booguis para alquilar pero poco seguros y  tragaras mucho polvo.

Si alquilas carro los surfistas locales estarán deseosos de que los muevas a surfear otras playas y mostrarte las olas y los secretos de la isla.  Me ha sorprendido como los surfistas aquí son auténticos water men y le dan a todo y todo lo hacen bien; desde skimboard en Santa Maria, kitesurf por toda la isla, especialmente en Kite Beach, windsurf por la zona de Ponta Lemes, buceo, pesca, SUP…y como no son grandes surfistas y sobre todo grandes personas.

cabo-verde-10

Me ha encantado la vibra en el agua, con sus afros quemados y siempre una gran sonrisa. Grandes surfistas como Mitu Monteiro, que ha sido varias veces Campeón del mundo de kite, Rober Espíritu Santo y Titik (dos personas encantadoras), o Roberto (para mi gusto el mejor surfero actualmente de Cabo Verde)… y muchos otros, que desprenden buen rollo y que si sabes estar y comportarte en el agua pronto te darán la mano y compartirán sus olas.

He viajado mucho por todo el mundo y el buen rollo en el agua de este destino me ha sorprendido muy gratamente y siempre viajando aprendes y abres la mente. De hecho lo que más me ha gustado de la isla es la gente, surfers y no.

Aunque la lengua oficial es el portugués, entre ellos, especialmente cuando no quieren que te enteres de algo, hablan criollo, pero tranquilo porque el idioma no será una barrera ya que hablan varios idiomas.

cabo-verde-9

La moneda oficial son los escudos de cabo verde, aunque en todos lados cogen euros, ya que el cambio les sale mejor, 100 escudos- 1 euro aprox.

La comida es buena y lo mejor de todo es el pescado local como la garopa, la pica y el bonito fresco. También puedes darte algún homenaje a marisco, para gustos, con curiosidades como el precio de unos percebes que pueden salirte por apenas 5 euros.

El agua está muy buena, tipo Canarias y surfee la mayor parte del tiempo a pelo, aunque recomiendo llevar un traje corto de mangas, más que nada pare protegerte del viento y el sol.

cabo-verde-8

No te vayas de la isla sin bucear con botella y hacer snorkel por toda la isla; ya que hay reefs alucinantes y llenos de vida.

En cuanto a peligros se refiere, fuera del agua, con sentido común no percibirás nada y en el agua simplemente recuerda que existen  5 tipos de tiburón, entre ellos el tigre y martillo, pero que no hay ataques, aunque todo el mundo sabe que hay muchos tiburones, especialmente en la parte oeste de la isla, donde puedes ver los tiburones limones más bebes en la orilla. La sensación en el agua, especialmente baños en los que estas solo es extraña, pero no llega a ser preocupante; porque la mar está viva y tienen de todo.

cabo-verde-7

Un gran surftrip, dónde me ha cuadrado uno de los swells del año y dónde he disfrutado mucho de las olas, la gente, cultura, hospitalidad y bellezas de Cabo Verde. Espero volver y aquí un pequeño relato de algunas de sus olas, que espero facilite y anime a viajar y conocer.

Costa Norte

Desde Ponta Palhona a Monte grande, la montaña más grande de la isla de Sal; con 406m es una zona por explorar y poco surfeada, ya que el acceso es malo y debajo de las montañas los reefs, advierten los locales y pescadores, están llenos de tiburones. Desde lo alto de Monte Grande hay una buena panorámica de la isla.

cabo-verde-6

Por el centro norte de la isla, merece la pena visitar la ciudad de Espargos, donde vive gran parte de la población y visitar el Miragem (Terra Boa). Un lugar interesante en mitad del desierto que por el calor que emana del suelo crea el efecto de espejismo que te hará ver un oasis de agua. De camino hasta allí verás que no todo son cuentos de hadas y la pobreza, en San Joao y otras barriadas, es real y gente como Caca están realizando una gran labor.

Descendiendo por la Coste Oeste la Praia do Monte y la zona de Pedra Lume tienen algunos reefs pero nada especial. Lo más característico es que Pedra Lume es la puerta de acceso para las Salinas, un lugar interesante donde dentro del cráter volcánico se genera gran parte de la Sal que exporta la isla y donde a veces se hace kite, más que nada para los videos, puede haber algún surf, pero nada destacable.

cabo-verde-5

En la bahía de parda, o shark bay, es donde ves los tiburones limón desde la orilla, sino te incomoda surfear rodeado de tiburones hay algún reef interesante, pero a esta parte de la costa llega mucha mierda, supuestamente los locales dicen que arrastrada desde el continente africano por las corrientes.

La zona de Murdeira es un buen sitio donde ver tortugas, aunque es fácil verlas por toda la isla. Lo más característico de esta costa es la zona de Kite Beach, un paraíso para los kitesurfistas y uno de los mayores reclamos para visitar la isla de Sal.

Siempre que viajo a lugares de viento me arrepiento de no hacer kite, porque en una isla como la de Sal es fácil combinar los dos deportes, surf y kite, para no parar quieto y si le sumas el SUP, el buceo o la pesca, ya no saldrás del mar.

cabo-verde-4

Así todo, en el oeste de la isla no solo hay kite y cuando hay poco viento y las condiciones son adecuadas hay unos cuantos reefs y playitas que algunos días dan sesiones divertidas, especialmente en la zona de Fragata, donde hay un reef muy bueno y una piscina natural diseñada por el reef con un agua espectacular y un poquito de sombra.

Siguiendo el camino hacia el sur veras otra de las salinas de la isla y atento antes de llegar a Santa María, en la costa sur, porque hay varios reefs, demasiado expuestos al viento, pero hay uno donde suele entrar más mar y que es especialmente guapo, en las guías verás que lo llaman Spoutnik, pero los locales realmente lo llaman Ponta Lemes y que lanza buenos tubos bajo un reef de lava afilado. Una de las mejores izquierdas de la isla y preferida por los locales.

cabo-verde-3

Ya en la Costa Sur Santa María es el máximo exponente, con una izquierda muy divertida, cuando hay fuerza sur, a la izquierda del espigón, donde llegan todos los barcos con la pesca y se limpia el pescado. Hay varias escuelas de surf y es donde más surferos hay en la isla. Los días pequeños es un show y cuando la ola se pone es una ola de gran calidad. El único pero es que la ola tiene un poco de back wash. En Santa Maria tienes de todo y por las noches hay mucha fiesta y buen ambiente, con djembes en la playa y donde se concentra gran parte del turismo. Caminando desde la playa hacia Ponta Preta esta Ponta do Sino; donde siempre entra más mar que Santa Maria, pero que normalmente esta reventado por el viento y hay olas de reef y playa sin mucha calidad, pero al dar la vuelta a la esquina, ciertos días los locales dicen que hay olas tipo Skeleton Bay y que van pegadas a la playa rompiendo por toda la orilla, no tuve la suerte de verlo.

Ya en la Costa Este, después de Ponta do Sino esta una de las playas más bonitas de la isla y donde están los grandes resorts. En frente de una duna grande rompe olas en la orilla a lo Clark Little y muchos turistas se llevan el susto de su vida.

Ponta Preta es una de las joyas de Sal y probablemente la más ilustrada en videos y fotos. Un derechon de clase mundial, donde cuando no hay olas se puede disfrutar de la playa, el chiringuito y el buceo de un reef lleno de vida, pero cuando entra mar todo cambia y es puro espectáculo. Tramos que recuerdan a JBay, un derechon sólido, donde dibujar grandes líneas y donde si dibujas mal no suele darte una 2nd chance. Es un olon se mire por donde se mire. Los días pequeños vas sobre las rocas, pero cuando la mar sube y ves las líneas llegar al horizonte es un espectáculo y todo merece la pena por surfear esta ola. Una ola larga te dejara en la orilla y es fácil hacerse varios tubos en la misma ola.

cabo-verde-2

La izquierda de la ola también se surfea y te pone el corazón en la boca, un tubazo.

Recomiendo surfearla temprano y a última hora, aunque hay días que esta bueno en todas las mareas y que el viento no influye, si querrás que la peine el offshore, más que nada para que la ola aguante; lance tubo y no se ponga como una locomotora.

El único pero que Ponta Preta tiene es que los días de viento entran kiters y compartir olas con las cometas es extraño y sobre todo peligroso, aunque para ser honesto ver surfear con Kite Ponta Preta a gente como Mitu Monteiro es de los más espectacular que he visto en mi vida.

He surfeado en lugares como Margaret River, en Australia, donde hay un relevo natural entre surfers y kiters y apenas compartes algunos momentos del día; Sin embargo en esta ola hay días que es un poco locura. En cualquier caso muy recomendable y a 5min. En bici de Santa María o 15 andando no puedes perdértela. Para mí la mejor ola de la isla y mis mejores sesiones, por las que merece la pena viajar y que se quedan grabadas en mente y corazón.  También se quedan algunos erizos grabados, aunque si no quieres complicarte puedes entrar por la playa, aunque no te confíes porque los días que bombea caen bombas también.

cabo-verde-1

A la derecha de Ponta Preta hay un reef de izquierda y derecha que va seco y que es de infarto. Desde el agua lo ves claro, pero cuando entras es otra cosa. Buena ola de booguie.

Subiendo hacia el norte por la costa este desde Ponta Preta encontraras los resorts de Melia y más adelante sigue la señal hacia Calheta Funda y llegaras a las olas blandas de Rife, buen spot para aprender. Hay una piscina natural muy bonita.

Al fondo veras dormido el Monte Leao, una derecha larga que se va enroscando y que ofrece tubos, maniobras y grandes cutbacks y que además está protegida del viento. Ofrece sesiones muy divertidas sin apenas gente. Uno de los lugares más mágicos de la isla, al igual que el otro lado del monte Leao, donde te espera Alibaba, sin sus ladrones. Entra más mar que en Monte Leao y puedes jugar con el viento.

Si en esta zona no hay olas más al norte por el track de tierra llegaras a Curral Joul, es donde más mar suele haber, es un olon y no suele haber nadie, pero cuando entres y salgas por el reef lo entenderás. A mí me pareció una gran ola y siempre es dónde más mar vi.

Una bahía que es muy bonita y que tiene muy buenas olas es la de Fontana, de difícil acceso incluso con el 4x4, pero fácil de entrar y salir y con una derecha muy divertida e izquierda al centro de la bahía. Recomendable.

Así todo para mí la gran “desconocida” de la costa este y de la que me enamore a primera vista y dónde surfee mis primeras olas fue la ola de Palmeira. Es una izquierda que me recuerda mucho a la izquierda de las palmeras en Tenerife, pero más corta y compacta donde la primera sección es un tubo seco donde cabe un autobús y que aun en días pequeños al caer pegada a las rocas da intensidad y es una ola preciosa. Hay algunos locales que cuando rompe no quieren perderse el show y jóvenes bugueros de la ciudad de Palmeira, el mayor puerto de Sal, por donde entran las mercancías.

No te quedes sin ver al norte de Palmeira el ojo azul y la Buracona; Un lugar muy mágico que tiene una piscina natural con bastante profundidad, muy recomendable de visitar por solo 3€.

La isla de Sal tiene otros muchos secretos que te toca a ti descubrir, pero no te quedes sin bucear porque tiene más belleza dentro que fuera y no todo es surfing.

Disfruta el ritmo de la isla, no stress, de la gente, la comida y ojalá tengas suerte con las olas.


 

Conéctate con Sal&Roca! Síguenos en FacebookTwitter Instagram

facebook twitter instagram google+