CAPÍTULO III

Historia de las piscinas de olas: las piscinas después del Wildwater Kingdom

El tubo del Ocean Dome
El tubo del Ocean Dome
Tercer capítulo de una serie escrita por el surfista Jesús Busto. Aquí encontrarás el anterior artículo. Puedes ver la serie completa pinchando aquí.

separacion

La evolución hacia olas mejores se vio frenada, en la década de los noventa, por el miedo de sus promotores a los accidentes que se pudiesen producir y las posteriores demandas. Aún así, y a pesar del “temor” de los inversores, a estas piscinas se les dieron nombres como Thunder Bay, Poseidon's Rage o Typhoon Lagoon, en un intento de atraer a aficionados en busca de una “experiencia arriesgada”.

En 1997 Kelly Slater vencía en el Typhoon Lagoon de Disney World en Orlando, Florida. Rob Machado lo haría al año siguiente. A mediados de los 90 el australiano Matthew Pitts trabajó durante cinco años, actuando cada noche, en el Ocean Dome de Miyazaki, en Japón, la primera ola artificial capaz de crear un tubo. El Ocean Dome cerró a finales de 2007, después de casi 15 años de funcionamiento, cuando sus propietarios vieron más viable financieramente demoler la instalación, y construir un nuevo hotel, que mantenerla.

A pesar del temor de los inversores, el modo en cómo se generaban las olas en el Wildwater Kingdom de Allentown fue mejorándose en instalaciones como el Typhoon Lagoon. Tras estos desarrollos estaba la empresa Murphy's Waves Ltd., que durante años han sido los líderes en el diseño y la fabricación de máquinas generadoras de olas, entre ellas la del Siam Park, en la isla de Tenerife, o el Wadi Adventure, en Dubai. 

Aparte de este modelo, que llaman Point Break Surf, Murphy's Waves Ltd. están trabajando en otros desarrollos basados en olas circulares, y olas estacionarias.

Otras empresas como Surf Loch, parte del grupo al que pertenecen también Wave Loch y Wave House, llevan desde el año 1991 desarrollando diferentes modelos de olas, que les ha llevado a tener registradas más de 100 patentes y 200 instalaciones en el mundo. Entre otras, ellos son los desarrolladores de las ondas estacionarias FlowRider y FlowBarrel. El modo de generar las olas de Surf Loch es similar a la Murphy's Wave, y consiste en lanzar una masa de agua (en este caso gracias a una cámara de aire, por lo que denominan al modo de generar la ola como neumático), hacia un fondo con el diseño adecuado para lograr que la ola rompa. Como ellos mismos reconocen, aun no han logrado una ola del tamaño y calidad suficiente para poderla comercializar.


 

Conéctate con Sal&Roca! Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram

facebook twitter instagram google+