Ocean Dome: surgimiento y declive de la mejor ola artificial del mundo

dome

separacion

Imagínate una playa. Ahora imagínate un recinto cerrado con unas dimensiones de 300 metros de largo por 100 de ancho. Por último trata de imaginar lo que serían 14.000 toneladas de agua y otras 600 de arena. Esto es, en otras palabras, la playa cubierta más grande del mundo. El Ocean Dome.

Pero no era una playa cualquiera: sus aguas cristalinas se mantenían a una temperatura constante de 28 grados, la arena estaba compuesta por polvo de mármol por lo que no se pegaba al cuerpo, el recinto poseía un techo retráctil gracias al cual, si las condiciones climatológicas no acompañaban, se cerraba y mantenía la temperatura ambiente a unos muy agradables 30 grados durante todo el año, contaba con un volcán falso que escupía fuego... Y lo más importante, poseía la que por aquel entonces fue la mejor ola artificial del mundo gracias a un mecanismo por el cual se reproducían olas de hasta 2,5 metros de altura.

Como ya habrás notado, hablamos en pasado. Esta ola nacida en Miyazaki, Japón, fue una realidad durante 14 años. Desde 1993 hasta que en 2007 cerró por reformas y no se volvió a abrir. Seguro que influyó el hecho de estar a escasos metros de una playa natural, por mucho que ésta fuera el paraíso en la Tierra y que únicamente para acceder al recinto había que desembolsar 50 euros por persona, sin que con ello pudieras acceder a casi ninguna de las atracciones del complejo.

Así pues, esta inversión multimillonaria con pretensiones megalómanas no dejó a nadie indiferente. Muchos fueron los que la pudieron disfrutar a un elevado precio, pero discutible es que existiera una verdadera necesidad en un país como Japón, rodeado de agua salada y olas de mucho nivel para ser surfeadas.

A continuación, un video de unos surfistas disfrutando de la famosa ola y del recinto:


 

 

Conéctate con Sal&Roca! Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram

facebook twitter instagram google+