lunes 14.10.2019

Vía Ferrata del Ungino y Ungino (1.099m) desde Madaria (402m)

Vía Ferrata del Ungino y Ungino (1.099m) desde Madaria (402m)

Ungino (1.099m) es un monte de majestuosa figura en la Sierra de Gorobel, en Álava. Tiene la peculiaridad de contar con un itinerario de subida en el que hay montada una de las pocas vías ferratas de Euskal Herria. La vía ferrata no es muy larga y en algunos tramos da la sensación de estar abandonada, ya que sobran metros de cable o éste discurre por la ladera herbosa sin mucho sentido. Aun así, constituye una buena oportunidad de desenfundar el disipador de energía, poco utilizado por estos lares.

La ascensión normal al Ungino parte del Barrio de Txabarri, en Madaria (402m), dirección al Portillo de Atatxa (1.000m). Antes de llegar al portillo hay que abandonar el sendero y seguir a la altura de la pared hacia la derecha hasta encontrar el inicio de la vía ferrata. Ésta no tiene mucha dificultad, aunque en algunos tramos es algo expuesta y en otros discurre por zonas de hierba que pueden resultar resbaladizas. Es necesario descender un tramo vertical de unos cinco metros, bien realizando un corto rápel o bien destrepando por un lateral. También hay que trepar por un tramo vertical de unos diez metros que tampoco es difícil, pero en el que es mejor no caerse.

Las vistas son espectaculares durante todo el recorrido, hasta llegar al Portillo de las Escaleras (1.032m). Desde allí sólo resta atravesar una valla y recorrer una ladera hacia la izquierda hasta llegar a la amplia cima. Para descender desde la cima, únicamente hay que continuar en la misma dirección hasta llegar al Portillo de Atatxa, pasando por el espectacular Ojo de Ungino (una abertura en la roca desde la que se puede ver todo el valle). Pasado el portillo, enseguida llegaremos al punto en el que nos desviamos al subir.

Notas

  • A pesar de salir un día excelente, en Madaria había niebla y mucho barro al inicio. Parece ser una zona muy propensa a taparse con niebla.
  • La reseña del libro indica 1h15′ hasta el inicio de la vía ferrata, pero ese tiempo es bastante escaso.
  • A medida que vamos llegando al Portillo de Atatxa hay varios senderos que parece que salen hacia la vía ferrata, pero en realidad el bueno está casi al final.
  • Diría que el rápel no tiene ocho metros como indica el libro, sino más bien unos cinco, y se puede evitar con un sencillo destrepe por un lateral. Una cuerda de 10 metros es más que suficiente para salvar este tramo con seguridad.
  • Al bajar desde el Portillo de Atatxa hay varios senderos horizontales que despistan, y además se ven dos pistas. Hay que tomar la de la izquierda (Madaria está situado a la izquierda del Embalse de Maroño).

Referencias

Aristas y Crestas de Euskal Herria (Javier Iturritxa), págs. 37-39 — Descripción de la vía ferrata y ascensión al monte.

Rayos de sol entre la niebla al amanecer cerca de Madaria.

Imponente Ungino ya enfrente nada más salir de Madaria.

Ungino.

Hacia el inicio de la vía ferrata.

Mirada hacia el Portillo de Atatxa.

Inicio de la vía ferrata unos metros más adelante.

Sombra del Ungino desde la cima.

Buzón en la cima del Ungino.

En la cima del Ungino.

Mirada hacia el Oeste desde la cima del Ungino.

Mirada hacia el Este desde la cima del Ungino.

Buzón en la cima del Ungino.

Ojo del Ungino.

Ojo del Ungino.

Ungino desde el Portillo de Atatxa.

Paredes del Ungino en el descenso.

Paredes del Ungino en el descenso.

Descenso.

Ungino y Ojo de Ungino.

 

Para ver el artículo con fotografías en mayor resolución, pincha aquí

 


Ricardo Puerto es montañero, escalador apasionado y creador de Adventoorer, un sitio web para los amantes de la montaña en el que cualquiera puede colaborar:

logo-adventoorer


 

Conéctate con Sal&Roca! Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram

facebook twitter instagram google+