lunes 30/11/20

Todo lo que necesitas saber si quieres comprar una mochila airbag

Recientemente he recibido la consulta de unos amigos sobre los modelos de mochila Airbag y me he dado cuenta que salvo lo que publiqué para Desnivel, en el Blog no tenía nada actualizado y por tanto voy a intentar dar mi opinión al respecto.

Las avalanchas son sin dudarlo el principal peligro de cualquier actividad invernal, ir equipado con arva, pala y sonda empieza a ser habitual entre todos sus practicantes, si bien estos materiales no evitan que acabemos enterrados si nos alcanza alguna, son piezas insustituibles a la hora de ser rescatados; pero claro está que es necesario que sean otros los que nos saquen y dependemos de su destreza o rapidez.

Si nos atenemos a las estadísticas sólo el 34% de los sepultados por una avalancha sobrevive. De los que perecen, el 20% lo hace a causa de las lesiones sufridas, mientras que el 80% muere por asfixia. En contraposición, de todos aquellos que consiguen mantenerse en superficie sólo muere el 5% y como resultado de las contusiones. Si a estos datos sumamos que más entre el 25 y 35 % de las victimas de avalancha acaba enterrado o semienterrado y más del 70% a una profundidad de 1 a 2 m. Todo esto no hace más que indicarnos que tenemos un porcentaje muy elevado de probabilidades para acabar bajo la nieve en el caso de ser arrastrados por una avalancha.

¿Pero cuál es la ventaja de este sistema? La respuesta es muy sencilla su gran ventaja radica en que ayuda a mantener la flotabilidad del esquiador cuando éste es arrastrado por una avalancha, su propia dinámica hace que la nieve empuje por rotación hacía arriba un cuerpo cuanto más liviano sea (segregación inversa), posicionándolo cerca de la superficie, aumentado de esta manera la probabilidad de acabar en el peor de los casos semienterrado y lo más importante con la cabeza en la superficie, es importante matizar que se debe llevar la pala muy a mano para ayudar a liberarse en caso de quedar semienterrado. Los diferentes estudios los sitúan en una efectividad del 97%.

Con estos datos parece que la cosa estaría clara, pero…

En todo asunto hay inconvenientes y esté no iba a ser menos

Su efectividad sólo es alta cuando las avalanchas son de nieve seca, en caso de nieve húmeda la cosa no funciona, la razón no es otra que la densidad de la masa de nieve, estos sistemas necesitan una densidad baja para poder moverse a la superficie.

Es necesario no llevar correas en los esquís y no usar las dragoneras en los bastones, si usamos alguno de ellos, éstos harán un efecto ancla contrarrestando el efecto del Airbag y nos iremos al fondo con más facilidad. Éste es un tema muy a tener en cuenta para los Snowdboarders, los cuales siempre están sujetos a la Tabla y no cuentan con elementos de liberación automáticos..

En aludes con poco deslizamiento como son los terrenos con poca pendiente, con final en depresiones o poco recorrido longitudinal los Airbags no son tan resolutivos y por tanto son menos eficaces.

Para muchos esto suele ser bastante para no elegirlos pero no deja de ser unos ligeros inconvenientes que se deben conocer, el único medio 100% seguro es no ser pillado por una avalancha.

Desde su aparición hasta hoy en día los Airbag no han cambiado mucho pese a la cantidad de modelos que existen en el mercado, todos poseen un sistema de funcionamiento muy similar, se trata de un gran globo de 150 l de volumen que es activado por un tirador situado en las hombreras de la mochila; sólo la marca ABS (pionera) mantiene dos globos laterales en vez de uno.

El que tenga un sólo globo o dos es una cuestión de marca y de gustos

  • Dos Globos (ABS), se supone que este sistema aporta doble seguridad, si falla un globo tenemos otro y por tanto más seguridad, por contra al estar ubicados en los laterales favorece que el cuerpo acabe en horizontal con la cabeza hacia abajo, también se desprotege la nuca frente a impactos.
  • Un Globo (La Mayoría Marcas) al estar situado en la parte superior y abarcar casi todo el torso, se protege la Nuca frente a impactos y favorece que la cabeza se quede en la parte superior; existen opiniones que dicen que el globo resta movimiento a la cabeza y la puede sobre presionar contra la nieve, esto personalmente lo veo complicado.

Otro aspecto que tienen estos sistemas a la hora de elegir es su sistema de armado para que funcione y que en estos momentos existen de dos clases:

  • Cartucho de aire comprimido o nitrógeno recargable ubicado en la mochila; una vez usado se necesita reponer el cartucho usado.
  • Eléctrico, una batería mueve un ventilador que a su vez hincha el globo. Esto permite su reutilización pero exige estar al tanto de la carga de la batería.

La mayoría de estos sistemas son móviles o lo que es lo mismo permiten su instalación en distintos modelos de mochilas, siempre y cuando sean de la misma marca, lo que nos hace poder disponer de cierta flexibilidad a la hora de elegir donde instalarlo.

Y ahí viene el otro punto, el Soporte

Todos los modelos de Airbag son más o menos iguales en cuanto a calidad por lo que uno de los factores claves a la hora de elegir es su soporte o más bien su mochila

En este aspecto los modelos son múltiples y variados, por lo que la elección tiene que ser cuidadosa, en mi forma de ver debemos prestar atención a estos factores:

  • Peso: hay que tener en cuenta que estos sistemas necesitan materiales sólidos por tanto las telas, hebillas son pesados y hacen que el conjunto no baje de los 2 kg en general, por tanto este punto es el menos importante.
  • Litros: todo va a ir en función del uso que le demos, el que escojamos un sistema móvil va a facilitar este aspecto y nos permitirá varias configuraciones, para mi 28/30l es el volumen ideal, nos da una buena capacidad para salidas de jornada y para travesías con apoyo de refugios si somos escrupulosos con el material. Este volumen tampoco incomoda si usamos la mochila en estaciones de esquí, la mayoría poseen un sistema de fuelle que nos permite reducir su tamaño.
  • Compartimentos: para mi uno de los claves, me gustan que lleven diferenciado el compartimento de seguridad (Pala, Sonda) y que sea accesible directamente, el que lleve bolsillo en la cintura también lo veo muy interesante.
  • Soporte esquís: algo a valorar también, hay modelos que cuentan con las dos formas más habituales en Aspa y Diagonal, por lo que resultan más polivalentes cuando nos tenemos que descalzar.
  • Porta Casco: si bien la mayoría de los Skimers ya se lo ponen desde el inicio, para mi que lleve este accesorio lo veo muy interesante.

El aumento de practicantes ha llevado a las marcas a meterse de lleno en estos modelos, la pena es que de momento hay pocos modelos específicamente femeninos (Mammut cuenta con un modelo) y de momento se tengan que conformar con modelos Unisex poco adecuados para su fisonomía.

En este enlace os dejo una buena recopilación de los Modelos actuales de esta temporada

Una de las otras preguntas claves es ¿Qué pasa cuando viajamos? Hoy la gran mayoría de esquiadores de montaña no nos conformamos con las montañas de nuestra zona y este tipo de viajes está muy de moda.

La IATA lo tiene regulado en sus normas y en su Tabla 2.3 A relativa al transporte de mercancías peligrosas lo especifica de esta manera.

Mochila de rescate para avalanchas, una (1) por persona, que contengan un cartucho de gas comprimido en la división 2.2. También puede ser equipada con un mecanismo disparador pirotécnico que contenga un máximo de 200 miligramos netos de explosivos de la División 1.4S. La mochila deberá estar embalada de tal manera que no pueda ser activada accidentalmente. Las bolsas de aire dentro de la mochila deberán estar provistas de válvulas liberadoras de presión. 

Con las salvedades de que tiene que estar aprobado por la Aerolínea y puede ir tanto en equipaje de mano como facturado.

Para finalizar no hay que olvidar que estos no garantizan la supervivencia, por tanto no pueden reemplazar a los tradicionales Arva, sonda y pala; siendo al igual de necesario contar con unos mínimos conocimientos de nivología o rescate.

Y un vídeo totalmente real en el que poco le faltó al esquiador Aymar Navarro para perder la vida. Consiguió salir ileso aunque con contusiones.


 


Manuel Suárez Meana lleva más de 40 años haciendo montaña de los cuales 25 de manera profesional. Es autor del blog

Manuel_Suarez_Meana1


 

Conéctate con Sal&Roca! Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram

facebook twitter instagram