martes 12.11.2019

Marc Toralles, Roger Cararach y Alberto Fernández firman una de las mejores ascensiones del año en el Himalaya

Los alpinistas españoles consiguen una primera repetición y en estilo alpino del pilar sur de la punta este del monte Teng Mane Tau.
Marc Toralles, Roger Cararach y Alberto Fernández firman una de las mejores ascensiones del año en el Himalaya

Los catalanes Roger Cararach y Marc Toralles, junto con el vasco Alberto Fernández acaban de realizar en Nepal la primera repetición y en estilo alpino del pilar sur de la punta este del Teng Mane Tau (6.660 metros). La vía, abierta por una expedición francesa en 2005, tiene una longitud de 1.100 metros y una dificultad de 6b / M6 / 85º. Los jóvenes han vuelto "muy orgullosos tras una escalada muy bonita y variada. Pese a no ser una apertura es el primer ascenso en estilo alpino y la primera repetición ".

El pasado 1 de octubre llegaban a Lukla después de casi una semana atrapados en el aeropuerto nacional de Kathmandú, ya que debido al mal tiempo su vuelo se retrasó cinco días. Una vez en Lukla, con la ayuda de los porteadores, llegaron a Thengpo (4.350 m), donde se alojarían las próximas semanas. Al día siguiente ya subían por el cuello del Tashi Laptsa (5.700 m) para aclimatarse y donde dejaron un depósito de material para las próximas subidas.

Su objetivo inicial era ser los primeros en coronar el Teng Mane Tau (6.938 m) por su vertiente oeste. Cuando bajaron al lodge (refugio) a descansar se cruzaron con un equipo estadounidense con las mismas intenciones, con la diferencia de que ellos ya lo habían intentado en dos ocasiones. Para evitar ningún tipo de rivalidad dejaron de lado su objetivo inicial y decidieron apostar por el pilar sur de la punta este, que se eleva a 6.660 metros. Este nuevo objetivo a simple vista les parecía más atractivo y complejo, ya que hay más parte de escalada que de nieve.

Marc asegurando a Alberto durante la ascensión

Alberto en uno de los vivacs que montaron

Al día siguiente, cuando vuelven a subir por el cuello con la intención de ganar más altura, descubren que alguien les ha robado la tienda que habían dejado el día anterior. Este hecho les obligó a iniciar una persecución hasta el pueblo de Monjo, unos 30 kilómetros más abajo, donde encontraron al porteador y pudieron recuperar el material.

Finalmente, después de todos los contratiempos, el 14 de octubre inician la escalada del pilar a unos 5.500 metros y, desde el primer momento, comienzan las dificultades en roca. Poco a poco van ganando metros y superando largos de gran calidad de roca, hasta que instalan el primer vivac a 6.000 metros. Las principales dificultades de la pared llegan el segundo día de escalada, cuando sólo avanzan 250 metros. El tercer día superan el gran pilar sommital que domina la parte alta del espolón. Este tramo les sorprende por la buena calidad de la roca. Una vez superado este inician la arista final de nieve, donde encuentran nieve sin transformar y les obliga a instalar un tercer vivac a 6.550 m. Esta arista se hizo más larga de lo esperado por la mala condición de la nieve y la imposibilidad de asegurar en tramos casi verticales de nieve polvo. Finalmente, el cuarto día, después de dos largos, llegan a la cima, desde donde rapelan hasta el pie de vía el mismo día.

Los tres alpinistas en la cima del Teng Mane Tau


 

Conéctate con Sal&Roca! Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram

facebook twitter instagram 

Marc Toralles, Roger Cararach y Alberto Fernández firman una de las mejores ascensiones...