viernes. 19.08.2022
pirineos-calima_opt (1)
@Piau_Engaly

La advección de polvo en suspensión, también conocida como calima, que nos llega desde el Sáhara argelino, se ha dejado notar en casi toda la Península Ibérica, llegando hasta las montañas de los Pirineos. Éste no es un hecho inusual, pero sí lo es la fuerza con la que se ha producido. Según se indica desde Aemet Aragón, un episodio de calima así en los Pirineos “no se había visto en 30 años, al menos con esta intensidad”.

Pero la consecuencia más llamativa de la llegada del polvo sahariano a los Pirineos es que a partir de los 2400 metros, la calima desaparece. Vemos por lo tanto en las imágenes una marcada línea entre la nieve "sucia" en niveles inferiores a los 2400 metros y nieve "limpia" en las zonas superiores y los picos. Como explica Urko Jalle, meteorólogo del Diario de Noticias de Navarra, este fenómeno no se debe a que haya nevado por encima de los 2400 metros: "No hay polvo sobre la nieve por encima de 2400 metros simple y llanamente porque tampoco lo hay en el aire por encima de esa cota. Estas advecciones de partículas no ascienden hasta el infinito por arte de magia, ascienden hasta donde pueden y en el caso concreto de hoy es bastante claro que el límite superior de la capa de polvo en suspensión que nos ha llegado desde Argelia no supera los 2300-2500m según zonas." 


Conéctate con Sal&Roca! Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram

facebook twitter instagram