Así se salva la vida de dos escaladores en el Everest a más de 8.600 metros

Un guía y varios sherpas utilizaron su experiencia para salvar de una muerte segura a dos escaladores.

separacion

La ascensión al Everest siempre ha sido una tarea extremadamente peligrosa. Conocidas son las avalanchas de 2014 y 2015 que causaron la muerte a 40 personas, además de que varias personas mueren cada año debido, entre otros, al mal de altura, el agotamiento o la congelación.

 

En esta ocasión, Ang Tshering Lama, guía y fundador de la empresa Angs Himalayan Adventures, junto a un pequeño grupo de sherpas pudieron conseguir que la cifra de muertos no aumentara el día 21 de mayo de 2017. El experimentado guía, que en dicha ascensión no iba como tal, sino como soporte médico y técnico, junto al Sherpa Khangri, se encontraban siguiendo la ruta hacia la Cumbre Sur del Everest, el segundo pico más alto de la Tierra.

Así pues, la noche del ascenso final, el equipo se dividió en dos grupos en el último campamento. El primero, el cual incluía a a Ang Jangbu Sherpa, Pemba Ongchu Sherpa y Khangri Nima Gyalzen Sherpa, se encontró con el escalador pakistaní Abdul Jabbar Bhatti y su guía Sange Sherpa, ambos seriamente afectados. Habían comenzado el ascenso a la cima el día anterior pero se encontraban con serios problemas para descender.

Debido a que este equipo encontró a Bhatti y Sange receptivos, les dieron oxígeno suplementario y los animaron a comenzar su viaje al campamento siguiente. El segundo grupo, que incluía a Lama, llegó más tarde al mismo lugar y los encontró en un estado similar. Proporcionaron oxígeno adicional a la pareja, les cubrieron las manos y llamaron por radio a los campamentos cercanos. Tras cerciorarse de que algunos sherpas irían en su ayuda, el grupo de Khangri y Lama continuó su ascenso.

En su descenso, sin embargo, encontraron a Sange y Bhatti inmóviles y en un estado mucho peor. No había llegado ayuda alguna. La pareja se encontraba en un estado muy grave y con delirios. En ese momento, Lama, Ang Jangbu y Nima Gyalzen decidieron que la única forma de garantizar la supervivencia del dúo era bajarlos ellos mismos por la montaña.

La situación se había tornado muy grave, aun así Lama estaba bien preparado para casos de emergencia en la montaña. Con una serie de certificaciones a sus espaldas, su experiencia y la de los sherpas del equipo, su rapidez de pensamiento y valentía, el grupo pudo salvar la vida de los dos escaladores, quienes por esta vez pudieron contarlo gracias al buen hacer de estos improvisados rescatadores. En los dos videos a continuación puedes observar las espectaculares imágenes del rescate.

 

Si te ha gustado, no te pierdas El viaje más increíble al Everest

 

Conéctate con Sal&Roca! Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram

facebook twitter instagram google+​​