Visitando el Monte Rushmore

separacion

Plantearse un viaje al Monte Rushmore supone el tener todo bien preparado para lo que conlleva viajar a los Estados Unidos. Es cierto que unos cuantos países (38, para ser más exactos) gozan del privilegio de encontrarse dentro del denominado Programa Waiver, y con él, beneficiarse de no tener que tramitar un visado convencional, si no, simplemente una autorización de viaje.

Dicha autorización, también es conocida como visado ESTA. Y a continuación se van a detallar los requisitos para su solicitud.

El visado ESTA, de por sí, es muy fácil de obtener porque todo el proceso se hace online. Lo que sí que es importante es cerciorarse de que se cuenta con esta opción (es decir, que se pertenece a uno de estos países que cuentan con dicho acuerdo, como es el caso de España o Chile) y de que se pide con la suficiente antelación como para que se pueda tramitar o que, en el caso de haber algún inconveniente, se pueda solucionar sin que suponga más percances. Una vez con esto listo y con los billetes de ida y vuelta que acrediten que se saldrá del país en menos de 90 días, ponemos rumbo a Dakota del Sur porque es aquí donde uno puede encontrarse con el Monte Rushmore, concretamente en Keystone.

Motivos para visitar este lugar

Los motivos para visitar este monumento son muchos pero quizás uno de los más llamativos es que, pese a ser todo un icono del país tiene mucha menos popularidad que la Estatua de la Libertad, pero todo aquel que hasta allí se desplaza se queda maravillado. Se trata de un monumento que fue esculpido entre 1927 y 1941 y en él se pueden ver los rostros de quienes fueran presidentes de los Estados Unidos. A saber Theodore Roosvelt, George Washington, Thomas Jefferson y Abraham Lincoln. La obra fue llevaba a cabo por el escultor Gutzon Borglum, quien trabajó junto a su hijo Lincoln.

Por supuesto, llama (y mucho) la atención porque el área que ocupa es de 5,17 km² y su altura alcanza los 18 metros. Lo que se trataba de simbolizar con este monumento es el nacimiento, el desarrollo y la conservación misma de la nación estadounidense, así que suelen ser los propios americanos los que van hasta allí para maravillarse de toda la historia que en sí encierra.

Curiosidades del Monte Rushmore

Se puede decir que, en cierta manera, los presidentes allí esculpidos cobran vida. Esto es así porque el escultor se encargó de poner un detalle muy interesante en cada una de las cuencas de los ojos. Lo que le añadió Borglum fue una columna en esta parte que, con los rayos del sol, hace que éstas resalten creando un claroscuro y haciendo que estos presidentes casi parezcan inmortales.

Además, el lugar en el que se encuentra fue elegido porque contaba con más de 1.500 metros de altura (todavía hoy en día se pueden ver rocas de las que extrajeron a sus pies) y se trata de un enclave único en plena naturaleza, lo que hace que uno sienta mucha libertad, incluso rodeado de turistas.


 

Conéctate con Sal&Roca! Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram

facebook twitter instagram google+