VIDEO

Cómo los lobos modificaron el curso de un río

En la naturaleza, todo tiene consecuencias.

separacion

Os traemos un vídeo que ha vuelto a resurgir como la pólvora en Internet. Éste nos muestra el cambio inesperado que se registró en el Parque Nacional de Yellowstone, en Estados Unidos, tras la reintroducción del lobo. Extinguido de la región hacía 70 años, su llegada en 1995 fue concienzudamente seguida por los científicos. Y el resultado es que los cánidos salvajes han logrado modificar los cauces de varios ríos.

11yelo4

Primavera de 1996 (izquierda) y verano de 2002 (derecha). En tan solo 6 años se aprecia claramente la recuperación de las riberas, gracias a la presión de los lobos sobre la población de cérvidos en Yellowstone.

 

¿Cómo ha sido posible algo así?

Antes que nada, hemos de explicar lo que se conoce como 'cascadas tróficas': son una serie de efectos indirectos y amplificados que ejercen los superpredadores, es decir, los animales situados en la cima de la cadena trófica, sobre el resto de seres vivos.

En nuestro caso, en Yellowstone la caza de ciervos está prohibida, por lo que su población se había disparado durante décadas. En consecuencia, la vegetación natural se encontraba seriamente dañada. Al reintroducir lobos en el parque en 1995 empezaron a cazar ciervos, pues eran presa fácil para ellos, pero lo más interesante fue el cambio que se produjo en el comportamiento de los herbívoros. Atemorizados por el nuevo depredador, dejaron de frecuentar los lugares más desprotegidos como el fondo de los valles. E inmediatamente, en esas zonas comenzó a regenerarse la vegetación natural. En algunos sitios, la altura de los árboles se quintuplicó en sólo 6 años.

Las hasta entonces orillas desforestadas de los ríos pronto se cubrieron de sauces y álamos. Detrás de ellos llegaron las aves forestales, muchas especies hasta entonces inexistentes. Y también aparecieron los castores, amigos de roer árboles y hacer grandes presas que modifican el curso de los ríos. Es así como los lobos lograron cambiar indirectamente su aspecto. Hasta tal punto que estas modificaciones han reducido los efectos de la erosión, estrechado los cauces, generado lagunas y remansado rápidos.

Dibujo20131109-wolves-interaction-to-megafauna

Pirámide trófica. Imagen obtenida de la web http://francis.naukas.com/

Y todo porque los lobos expulsaron de los valles a los ciervos. Pero aún hay más. Esas presas de los castores dieron cobijo a peces, anfibios, reptiles y mamíferos como la rata de agua o la nutria. Al desaparecer los coyotes aumentaron los ratones y los conejos, oportunidad que supieron aprovechar rapaces, comadrejas, zorros y mofetas. Las poblaciones de carroñeras también se beneficiaron enormemente de todos esos restos animales dejados abandonados por los lobos. Incluso los osos, quienes además de la carroña también disfrutaron de una cantidad inusitada de arbustos repletos de fruta y bayas.

Es así cómo un pequeño número de lobos no sólo ha logrado modificar el ecosistema de un espacio tan inmenso como Yellowstone, sino que incluso ha sido capaz de cambiar su fisonomía. Absolutamente increíble ¿No te parece?

Con información de los portales:


 

Conéctate con Sal&Roca! Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram

facebook twitter instagram google+