Surf bajo las Auroras Boreales

Los avances en el diseño de trajes de neopreno, que es un caucho sintético, han empujado el surf mucho más allá del verano.

surf-auroras-boreales-1

separacion

Hay una escena de surf floreciente en Lofoten de Noruega, Surf bajo las auroras boreales. Islas, donde las olas son frías y el aire es más frío.

Unstad, Noruega – Todo esto era nuevo para Tim Matley, un flaco y rubio australiano, que se encontró por primera vez en el círculo polar ártico, con tantas tiendas de surf (dos), como granjas de ovejas.

surf-auroras-boreales-2

Su itinerario habitual era seis meses de surf en Australia, luego seis meses en Indonesia. Si las olas eran buenas, eso era genial, siempre y cuando la temperatura fuera del agua fuese cálida. Nunca antes había llevado una capucha, guantes y escarpines para una competición de surf. De hecho, rara vez lleva un neopreno puesto.

“Me gusta sentir mis dedos en la cera“, dijo Matley, de 34 años. “Con escarpines, no puedo sentir nada”.

Su novia, Guro Aanestad, tres veces campeona noruega de surf, acababa de ganar el título femenino en el Lofoten Masters el 8 de octubre. Se le considera como la competición de surf más septentrional del mundo. Ahora Matley esta clasificado par ala final de la categoría masculina.

surf-auroras-boreales-3

El valle a su espalda ascendía a un anfiteatro montañoso. Una bahía en forma de media luna se abrió ante él, sus puntos rocosos expuestos conocidos por atrapar el Atlántico Norte se hinchan de la misma manera que una red captura peces.

“Es irreal cuánta gente surfea en condiciones como esta”, dijo Matley. “Es hermoso, pero hace tanto frío. Por lo menos he conseguido ver mis primeras auroras boreales. Eso está super bueno.”

surf-auroras-boreales-4

Los avances en el diseño de trajes de neopreno, que es un caucho sintético, han empujado el surf mucho más allá del verano.

Desde los años noventa y especialmente en la última década, el aislamiento mejorado en los trajes ha abierto nuevos spots de los lugares más frios del mundo – Alaska, Antártida, Canadá, Groenlandia, Islandia, Noruega, Rusia, Suecia – a los surfistas que buscan aventuras aisladas, Naturaleza escarpada y olas poco concurridas e inexploradas.

“Todo el mundo ha hecho el trópico”, dijo Timothy Latte, de 25 años, un sueco que ganó el Lofoten Masters de 2015. “Practicar surf en agua fría es el nuevo reto.”

Los neporenos de hoy en día, que a menudo cuestan entre 200 y 500 euros, pero pueden llegar hasta los casi 1.000 euros, son cálidos, ligeros y flexibles. Algunos vienen con calor generado por una batería. Todos proporcionan una protección mucho más fiable contra el frío que los primeros, (improvisados hechos de suéteres de lana revestidos de aceite; Chaquetas y pantalones de lluvia sellados en las muñecas, cintura y tobillos; Guantes de lavado de vajilla; Gorros de baño; Y generosas cantidades de vaselina.

surf-auroras-boreales-5

Las imágenes de satélite proporcionadas por Google Earth y Google Maps también han traído una sensación de descubrimiento a lugares más accesibles por avión, barco, helicóptero y moto.

Al mismo tiempo, los residentes de algunas localidades remotas han comenzado a luchar con el complicado equilibrio de dar la bienvenida a un mayor número de surfistas, manteniendo la configuración primitiva segura y virgen.

Unstad, población de 15 años, se encuentra entre las Islas Lofoten, un archipiélago que se asoma como un dedo artrítico desde la costa oeste de Noruega hasta el Océano Atlántico, a más de 100 millas por encima del Círculo Polar Ártico.

Con olas consistentes y la belleza accidentada de las montañas que caen en el mar, el pueblo es relativamente fácil de llegar en coche, ferry o avión. Y a pesar de las protestas de Matley, se calienta un poco por la Corriente del Golfo.

Mientras que la temperatura del agua puede caer 30 bajo cero en el invierno, cuando la nieve en polvo de las montañas y la luz del día es un crepúsculo manchado (45 grados Fahrenheit). Puede subir a mediados del verano.

surf-auroras-boreales-6

Durante los Lofoten Masters los días 7 y 8 de octubre, la temperatura del aire llegó a 45 y la bahía alcanzó los 50. Salir del agua parecía mucho más frío que estar en el agua.

Los 28 hombres y ocho mujeres competidoras eran en su mayoría semi-profesionales de Noruega, Suecia, Brasil, Australia, Sudáfrica, Rusia y Francia. La mayoría viven en Noruega o trabajaban destinados ahi o siguen a un novio o novia.

“Cuando se ve por primera vez las montañas y el valle y el poder de las olas, es intimidante”, dijo Thiago Martins, de 40 años, brasileño que jugó al fútbol universitario y profesional en los Estados Unidos, que cuando no enseña a niños con necesidades especiales, entrena un equipo semi-profesional noruego.

“La primera vez que estuve aquí, mi corazón palpitaba”, dijo. “Me sentí pequeña, asustada. Pero también te conectas con la naturaleza, y te abraza “. (Fuente: New York Times).

surf-auroras-boreales-7

 


Joaquín Cotta es director instructor de La Madrileña de Surf (1ª Escuela de Surf de Madrid).

Diplomado en Ciencias Empresariales y licenciado en Publicidad y Relaciones Públicas, además es técnico deportivo de surf por la Federación Española y NSCA-CPT, entre otras calificaciones deportivas. Emprendedor e innovador, promotor del surf dentro y fuera de la capital.

 

madrileña

Nosotros_MadridSurfSchool


 

Conéctate con Sal&Roca! Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram

facebook twitter instagram google+