La hipoxia puede reducir muertes por ahogamiento

Cada año mueren 4.000 personas por ahogamiento sólo en Estados Unidos.

hipoxia-estudio-4

separacion

Las estadísticas demuestran que 4.000 personas mueren cada año en los Estados Unidos por ahogamiento, por lo que es la quinta causa principal de muerte accidental.

Miles de personas han sufrido daños cerebrales por los efectos de un síncope en aguas poco profundas (desmayos), como resultado de la falta de oxígeno.

Tradicionalmente se sostiene que lo positivo y beneficioso para el organismo una vez que se sale del agua, es tomar aliento de una forma enérgica, para reponer los niveles de oxígeno.

Pero nuevas investigaciones demuestran que esto no es correcto e indican la necesidad de un nuevo protocolo de seguridad en el agua que podría salvar vidas y eliminar hasta el 75 por ciento de las muertes en aguas someras (aguas poco profundas).

Un estudio realizado por el Dr. Frank Merritt, fundador de VitalityPro, demuestra que los antiguos supuestos sobre la hipoxia (una condición en la cual el cuerpo o una región del cuerpo está privada de suministro de oxígeno adecuado en el nivel del tejido), son erróneos o no están actualizados.

hipoxia-estudio-1

En general siempre se ha supuesto que los síntomas que se tienen cuando tu cuerpo esta en una situación crítica, con una capacidad baja de oxígeno. Son percibidos por el cuerpo y se pueden recuperar de una forma rápida una vez que se llega a la superficie y se recupera la respiración.

Pero la investigación de Merritt demuestra que la hipoxia continúa hasta un minuto después de que la persona comience a respirar normalmente otra vez, lo que significa que todavía están en peligro durante este período.

Así, por ejemplo, si alguien ha estado nadando, realizando ejercicios respiratorios o haciendo ejercicios en la piscina y tienen poco oxígeno por las diferentes causas señaladas. El simple hecho de estar en la superficie, sostenido en el borde de la piscina y hablando. No exime del riego total causado por la falta de oxigeno.

De hecho, el mayor peligro esta entre los 50 a 60 segundos después de llegar a la superficie y tomar aire. Esto sucede debido a una caída retardada en los niveles de oxígeno. Pudiendo provocar un desmayo y causando un deslizamiento del individuo silenciosamente bajo el agua, causando un ahogamiento.

Lo mismo ocurre con alguien que este en el océano, por ejemplo mientras se practica pesca submarina o, por supuesto, cuando se hace surf.

hipoxia-estudio-3

Afortunadamente, hay dos soluciones a este problema:

1) En primer lugar, una vez que el individuo llega al borde de la piscina o la superficie, deben salir completamente del agua y sentarse en la cubierta de la piscina, la cubierta de un SUP o un jet ski, durante al menos 60 segundos. Esto evitará que caigan o se deslicen en el agua si se desmayan.

“Padres, nadadores, salvavidas, entrenadores de natación, piscinas y organizaciones acuáticas deberían integrar esta información en sus reglas, pautas y entrenamiento”, dice Merritt. “Nuestro objetivo es salvar vidas e impedir que la gente se ahogue en silencio mientras todos a su alrededor piensan que están bien”.

2) El segundo camino, que se debe utilizar junto con el primero, es para todos los entusiastas del agua. Creemos firmemente que tomar un curso de entrenamiento pulmonar puede ayudar a conocer tu cuerpo, tu capacidad y tus límites, además de experimentar las sensaciones de la hipoxia y sus efectos.

Esta demostrada la capacidad de mejorar la hipoxia, así como el rendimiento pulmonar. Eso si, el entrenamiento pulmonar no debe reemplazar o negar la primera solución.

La investigación de VitalityPro también mostró que los participantes en deportes terrestres como el fútbol y el baloncesto sufren de hipoxia, particularmente aquellos con mayor masa corporal.

La privación de oxígeno reduce el rendimiento, limita el tiempo de juego y aumenta el riesgo de lesiones. También hay una fuerte probabilidad de que la hipoxia juega un papel más importante en condiciones como CTE de lo que se pensaba anteriormente, aunque se necesita más investigación. “Desde una perspectiva de entrenamiento y entrenamiento, el entrenamiento pulmonar conduce a la mayor mejoría en el desempeño general de cualquier atleta, sin embargo, es algo que no mucha gente sabe”, dijo Brandon Rager, Director de Entrenamiento de VitalityPro. (Fuente: Phil White)

 


Joaquín Cotta es director instructor de La Madrileña de Surf (1ª Escuela de Surf de Madrid).

Diplomado en Ciencias Empresariales y licenciado en Publicidad y Relaciones Públicas, además es técnico deportivo de surf por la Federación Española y NSCA-CPT, entre otras calificaciones deportivas. Emprendedor e innovador, promotor del surf dentro y fuera de la capital.

 

madrileña

Nosotros_MadridSurfSchool


 

Conéctate con Sal&Roca! Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram

facebook twitter instagram google+