ECOLOGÍA&MAR

El 80% de la contaminación plástica marina procede de fuentes terrestres

Los microplásticos parecen ser absorbidos por el placton y los peces pequeños, así como aparecer en bloques de hielo en el Ártico, a cualquier altura en el océano y en prácticamente cualquier playa del mundo.

separacion

La contaminación de nuestros mares es un problema creciente y en esta infografía de Eunomia podéis apreciar de dónde vienen exactamente los plásticos, dónde acaban y el grado de importancia para empezar a concienciarse sobre nuestro impacto medioambiental marino.

80-contaminacion-plastica-marina-procede-fuentes-terrestres

El gráfico muestra que hasta el 80% de los plásticos de desecho proviene de fuentes terrestres. El otro 20% provendría de plásticos que se tiran ya en el mar, como material de pesca. Se considera que las emisiones de microplásticos varían de 0.5 a 1.4 millones de toneladas al año. Los neumáticos de los vehículos serían su máximo responsable, llegando a la impactante suma de 270 toneladas al año.

Los microplásticos parecen ser absorbidos por el placton y los peces pequeños (según demostró la Universidad de Uppsala en la revista Science, (Rochman et al., 2016)), así como aparecer en bloques de hielo en el Ártico, a cualquier altura en el océano y en prácticamente cualquier playa del mundo. Debido a la gran absorción de los microplásticos, estos también son capaces de capturar diversos agentes químicos (que finalmente acaban en el cuerpo de los peces y potencialmente en nuestra cadena alimentaria).

Los plásticos son ingeridos por diversos habitantes marinos, como por ejemplo el salmón y también en ballenas, ostras y mejillones. De hecho, en estos últimos, se han llegado a encontrar hasta 177 trozos de plástico por mejillón en la bahía Blue Hill.

Una de las soluciones propuestas por un panel de 70 expertos en la materia es mover los métodos de recolección de desechos en el comienzo de la corriente, para evitar que la basura se fragmente en el curso. Junto a esto, otros expertos explicaron a Eunomia que las limpiezas de las playas son una buena opción para reducir la contaminación oceánica, por su volumen y concentración. Se ha visto que hay un flujo claro entre las playas y los océanos y dado que la concentración global estimada de basura en las playas (2000 km/m2) es mucho mayor que la encontrada en el mar (1kg/m2), la opción de llevar la prevención hasta las playas parece mucho más eficiente para limpiar los océanos. A esto hay que añadirle más políticas de prevención respecto al uso y consumo de plásticos.

En este sentido, hay que destacar el papel de ONGs como Coge3 que trabajan en este ámbito de la educación ambiental y protección del mar y medio ambiente. Os invitamos a visitar su página y descubrir su trabajo.


 

Conéctate con Sal&Roca! Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram

facebook twitter instagram google+