Cinco montañeros ciegos, en la primera expedición adaptada a los Alpes escandinavos

La expedición, que se desarrollará entre el 1 y el 5 de junio, está compuesta por 22 alpinistas y tiene como objetivo que los alumnos del curso convivan en las mismas condiciones que se dan en cualquier campo base.

separacion

Cinco montañeros ciegos y con discapacidad visual grave formarán parte de la primera expedición adaptada que se realiza a nivel mundial a los Alpes escandinavos (Noruega), como culminación del Curso Superior de Montañismo para Ciegos y Adaptado de la Fundación de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED).

La expedición, que se desarrollará entre el 1 y el 5 de junio, está compuesta por 22 alpinistas y tiene como objetivo que los alumnos del curso convivan en las mismas condiciones que se dan en cualquier campo base y se formen en las técnicas de progresión por glaciar, medidas de autoprotección y rescate, siempre dentro de la disciplina de Montañismo para Ciegos.

Entre los expedicionarios que buscarán ascender al monte Galdhøpiggen (2.469 metros), participarán los ocho alumnos del curso (siete videntes y uno ciego total), dos profesores y 12 voluntarios veteranos del Grupo de Montaña de la ONCE de Madrid (tres montañeras ciegas totales, uno con discapacidad visual y ocho guías).

Esta iniciativa, que cuenta con la colaboración de SMDos, PlasticsEurope, Laken, ONCE, Rodamunt, Comaex, la Oficina de Turismo de Noruega en España y el entrenador personal Alberto Mariani, será capitaneada por el coordinador técnico del Grupo de Montaña de la ONCE de Madrid y director docente de los 'Cursos de Montañismo para Ciegos, Montañismo Adaptado y Trato con Personas Ciegas' de la Fundación UNED, Francisco Javier Bueno.

Durante la presentación, que tuvo lugar en la Delegación Territorial de la ONCE en Madrid, Bueno hizo hincapié en que "en este país estamos bastante avanzados en integración de discapacidades" y aseguró que los alumnos que finalicen este curso "saldrán con la capacidad de organizar actividades para compañeros ciegos, no solo montañismo".

Por su parte, Juan Manuel Estévez, alumno del curso y ciego total, manifestó que "son tantas las cosas que hay que agradecer que las palabras se nos hacen cortas", sentimiento que también compartió la guía voluntaria Nuria Serrano que destacó que es "un verdadero privilegio formar parte de algo tan novedoso y tan pionero".

ciegos

USO DE BARRA DIRECCIONAL

Asimismo, hicieron una demostración de cómo los deportistas ciegos o con discapacidad visual grave practican el montañismo. Para ello, se juntan en grupos de tres personas que se colocan en fila india sujetos a una barra direccional de entre 2,5 y 3 metros de longitud.

Un guía evidente encabeza el equipo que va seguido de una persona ciega total y por último un deportista con discapacidad visual. El primer montañista se encarga de dar las órdenes necesarias como, por ejemplo, escalón hacia arriba o hacia abajo, a la vez que realiza indicaciones con la barra por si las condiciones meteorológicas impiden que estas órdenes sean escuchadas.

Fuente: Servimedia


 

Conéctate con Sal&Roca! Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram

facebook twitter instagram google+