Cambio climático y escalada: ¿A más grados, menos grado?

Ya escales en roca o en hielo, el cambio climático no te ayudará a encadenar tus proyectos. ¿Cómo afecta el cambio climático a la escalada y qué podemos hacer ante el mismo?

Keni_MontBlancTacul

Keni Soto en el Mont Blanc du Tacul

separacion

La temperatura en España ha aumentado 0,51ºC entre 1973 y 2005 y los años 2011 y 2014 son los más cálidos desde que se tienen registros. Este aumento se debe casi con toda probabilidad a los gases de efecto invernadero como constata el reciente quinto informe del IPCC sobre cambio climático. El aumento de temperatura ha provocado además una elevación de la altura media de la base de un gran número de glaciares, como detallábamos en esta entrada, y algunos autores afirman que en nuestra generación seremos testigos de la desaparición de los últimos glaciares y heleros del sur de Europa.

Ante esta situación, la comunidad científica ha acordado el objetivo global de no superar los 2ºC de aumento de temperatura respecto a los valores pre-industriales. Así que parece lógico preguntarse: ¿Cómo afectaría a la escalada ese “ya asumido” aumento de 2ºC de temperatura?

En la escalada en roca, un aumento de dos grados de temperatura implicará peores condiciones para la escalada en España en general, debido a una mayor sudoración y peor adherencia de la goma del pie de gato (que es óptima entre 0 y 5 ºC). Esto será especialmente notable en escuelas de adherencia. Para la escalada en hielo las consecuencias del cambio climático serán aún mayores, dificultando la formación de cascadas de hielo y reduciendo su duración. Para el alpinismo en general, el cambio climático puede implicar la degradación del permafrost y un aumento de la frecuencia en el derrumbe de laderas y la caída de piedras,así como dificultar la accesibilidad al propio glaciar o a la zona de cumbres mediante determinadas rutas, como detallamos en esta otra entrada del blog.

Jorge_color

Jorge Txon escalando en La Pedriza. Las altas temperaturas dificultan la adherencia en este tipo de placas. Edición fotográfica: Britta Ganz/Luces de montaña

¿Qué puedo hacer yo como escalador ante el cambio climático?

Los escaladores y alpinistas podemos jugar un papel crucial para concienciar respecto al cambio climático, y reducir nuestra contribución al mismo de muchas maneras:

1-Difundiendo el mensaje. Los alpinistas y escaladores, especialmente los de hielo, son muy conscientes de las consecuencias del cambio climático. Un reciente artículo en el Blog de Climbers Magazine es una muestra de cómo los escaladores pueden concienciar respecto al cambio climático.

2-Reduciendo el impacto del transporte. Usa el transporte público, comparte coches o utiliza otros medios de transporte. Escaladores y alpinistas cada vez más usan la bicicleta para llegar a los lugares de escalada, como ya hizo Göran Kropp en 1995 desde Estocolmo para llegar a escalar el Everest en 1996.

3-Modificando tu dieta para que tenga una menor huella de carbono.

4-Compensando tu huella de carbono. Cada vez hay más entidades que te facilitan compensar tus emisiones con diversos proyectos de replantaciones en los que se puede participar de muchas maneras.

corredor-central-de-peñalara

Britta y Ana en el corredor central de Peñalara progresando sobre nieve que se desmorona por las altas temperaturas. Edición fotográfica: Britta Ganz/Luces de montaña



Ignacio Palomo es Investigador Post-doctoral en el Centro Vasco para el Cambio Climático (BC3) e investigador asociado del Laboratorio de Socio-ecosistemas de la Universidad Autónoma de Madrid. Puedes seguirle en su magnífico blog Luces de Montaña.

 

 

lucesdemontaña


 

Conéctate con Sal&Roca! Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram

facebook twitter instagram google+