9 lecciones para la vida de la escalada en roca

En esta charla de TED University 2009, el veterano escalador en roca Matthew Childs comparte nueve consejos prácticos para la escala en roca. Estos prácticos consejos también aplican para una vida efectiva a nivel del mar.

9-lecciones-vida-escalada-roca-2

Fotografía: "Queen of the Clouds" (The Black Album), protegida por una licencia CC BY-NC-ND 2.0. Autor Joseph Illingworth.

separacion

Te traemos íntegro el breve texto que este gran escalador relató durante la charla. Son menos de 5 minutos en los que el orador escenifica con un tono mordaz y humorístico lo que ha significado para él la escalada y cómo las lecciones que ha sacado de ella pueden aplicarse a la vida en general. Al final del texto tenéis el video con subtítulos en castellano.

"Es muy simple. Hay nueve lecciones, como reglas, que he descubierto después de 35 años de escalar. La mayoría son bastante básicas.

Número uno: ¡No te sueltes! Método bastante seguro de éxito. Pero en realidad con frecuencia piensas en soltarte mucho antes de que tu cuerpo lo haga. Así que resiste ahí y saldrás con soluciones bastante peculiares.

Número dos: Dudar es malo. Esto es escalada de fricción, en Tuolumne Meadows, en el altiplano de Yosemite. La escalada de fricción no tiene ninguna clase de bordes duros salientes. Escalas sobre pequeños hoyuelos y protuberancias de la roca. La mayor fricción que tienes es cuando apoyas al principio tu mano o tu pie en la roca. Y a partir de eso momento, básicamente estás cayendo. Así que mantener impulso es bueno. No te detengas.

Regla número tres: Ten un plan. Esta es una escalada llamada Naked Edge en el cañón El Dorado, a las afueras de Boulder. Este escalador está en el último tramo. De hecho está justo en la parte en donde yo caí. Aproximadamente hay 300 metros de aire bajo él. Y todos los tramos difíciles están de hecho abajo de él. Con frecuencia lo que ocurre es que planeas tanto y tanto para lo difícil, pensando, "¿Cómo superar lo más difícil?" ¿Y entonces, qué pasa? Llegas al último tramo. Es fácil. Pero estás completamente agotado. No lo hagas. Tienes que planear por adelantado llegar a la cima.

Pero tampoco puedes olvidar que tienes que poder completar cada movimiento individual. Esta es una escalada llamada la Ruta Dike, en Peyrat Dome, en el altiplano de Yosemite. Lo interesante de esta escalada es que no es tan difícil. Pero si eres el líder, en el movimiento más difícil, estás sobre una caída de 30 metros, apoyado en unas lajas de poco ángulo. Así que tienes que concentrarte. No te conviene detenerte a la mitad como Kubla Kahn en el poema de Coleridge. Tienes que mantenerte en movimiento.

Regla número cinco: Aprende a descansar. Es asombroso. Los mejores escaladores son aquellos que en las situaciones más extremas pueden colocar sus cuerpos en cierta posición en la que pueden descansar, reagruparse, calmarse, concentrarse, y continuar. Esta es una escalada en Needles, también en California.

El temor es de verdad nefasto. Porque lo que significa es que no te estás concentrando en lo que estás haciendo. Te estás concentrando más en las consecuencias de fracasar que en lo que estás haciendo. Porque cualquier movimiento dado debería tener toda tu concentración y poder mental para ser ejecutado de forma efectiva.

Una de las cosas en la escalada, es que la mayoría toma las cosas directamente. Y siguen la solución más obvia. Esta es la Torre del Diablo en Wyoming. Es una formación de basalto columnar la mayoría probablemente la conozca de "Encuentros cercanos". En ella, los escaladores en grieta meterían sus manos y los dedos de los pies, y empezarían a escalar. Las grietas son muy pequeñas para meter los dedos de los pies así que la única forma de subir es usar las puntas de los dedos en las grietas. Y utilizar presión opuesta y forzarte hacia arriba.

Regla número ocho: Fuerza no siempre equivale a éxito. En los 35 años en que he sido guía de escalada y enseñado muros interiores, y cosas como ésas, lo más importante que he aprendido es, los hombres siempre intentan hacer dominadas. Los principiantes, se impulsan, se impulsan, llegan a 5 metros de altura (15 pies). Y pueden hacer como 15 dominadas ¿correcto? Y entonces se agotan. Las mujeres son mucho más equilibradas. Porque no tienen esa idea de que van a poder hacer 100 dominadas. Ellas piensan en cómo conseguir apoyarse en sus pies. Porque es como lo natural, te cargan todo el día. Así que el equilibrio es crítico. Y mantener tu peso sobre tus pies, sobre tus músculos más fuertes.

Y por supuesto está la regla número nueve. Formulé la regla número nueve después de no haber planeado para una caída, y fueron alrededor de 12 metros y me rompí una costilla. Una vez que llegas al punto donde sabes que va a pasar, necesitas empezar a pensar en cómo vas a soltarte. Porque ésa es la parte crítica de no salir lastimado. Cómo vas a caer usando la cuerda, o si estás escalando sin cuerda, caer a un lugar en donde puedas de verdad controlar la caída. Así que no te aferres hasta el amargo final. "Recuerda: El equilibrio lo es todo" Muchas gracias."


 

Conéctate con Sal&Roca! Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram

facebook twitter instagram google+