Sal, roca y espiritualidad: guía práctica de meditación

En cierto modo, tanto la escalada como el surf son formas de meditación.

lizzy

"Believer". Ilustración de Lizzy 

El camino del escalador o del surfista es a la vez exterior en el sentido de que nos lleva permanentemente a sitos donde la naturaleza es reina y nos permite conectarnos con ella de manera muy especial, y a la vez interno al llevarnos a conocer nuestros miedos, nuestros límites tanto físicos como mentales y alcanzar a tocar esa pureza interior que aparece cuando la mente se tranquiliza.

El Dalai Lama definió la meditación como llevar la mente a concentrarse en un objeto único, evitando así la identificación con el flujo permanente de pensamientos y el ego. El objeto de meditación es electivo y variado, puede ser la respiración, el sonido del rio, una imagen mental, etc. Su objetivo es el de llevarnos mas allá de nuestras mentes a un estado de súper conciencia donde se es libre y puro, se comprende y siente la verdadera naturaleza de la realidad y se alcanza la felicidad.

En cierto modo, tanto la escalada como el surf son formas de meditación. Al concentrarse en la roca o en las olas, la mente se desconecta de los pensamientos incesantes de la vida cotidiana, lo que lleva a un estado de conciencia simple, sincero, casi divino. Pero no todos los días son de surf ni de escalar, y la practica espiritual o sadhana en sanscrito requiere una práctica diaria y disciplinada para sentir el progreso hacia el nirvana.

Por eso hemos decidido dejarte una pequeña guía práctica para empezar a meditar de manera simple y sana. Está basada en el enfoque clásico de los yoguis de la India.

Primero, siéntate con los pies cruzados (esto permite cerrar el ciclo de energía del cuerpo), la espalda recta y los músculos relajados. Tu postura debe ser relajada y cómoda. Tus rodillas deben tocar el suelo, se recomienda el uso de un cojín para levantar las caderas sobre el nivel de las rodillas y que no te duela el traserito. Puede que se te duerman las piernas al comienzo, pero ya se te pasará con la práctica. También pueden surgir dolores en las rodillas en cuyo caso simplemente coloca un cojín o algo que la sujete un poquito.

La energía debe fluir desde el comienzo de la columna hasta la punta de la cabeza, la pera paralela al suelo. Luego, empieza a concentrarte en tu respiración, la cual debe ser abdominal. Lo más relajado posible, siempre usando la nariz, empieza con respiraciones fuertes para oxigenar el cerebro. Gradualmente disminuye el ritmo hasta llegar a inhalaciones y exhalaciones de 3 segundos, y luego aflójala hasta que sea casi imperceptible, liviana y completamente silenciosa. Trae tu atención al punto de enfoque. Éste suele ser el punto entre las cejas o tercer ojo para personas mas intelectuales, o el plexo del corazón para personas mas emocionales. Elige el que te sea mas cómodo y nunca lo cambies. Finalmente, escoge el objeto de tu meditación o mantra.

Para principiantes se recomienda el uso del mantra om que representa la luz creadora infinita. Repita el mantra mentalmente coordinándolo con la respiración. Oom al inhalar y oom al exhalar. Siempre usa el mismo mantra.

Poco a poco, el punto de enfoque (si es el tercer ojo ayúdate con los ojos para atraer la mente), la respiración y el sonido del mantra se convierten en uno. Al comienzo la mente está agitada, deja que fluyan los pensamientos, no te enojes ni dejes que te gane la frustración. Observa los pensamientos sin aguantarlos, no eres tu mente sino que su espectador. Mantén la mente reposada en el punto de enfoque. Cuando empiece a deambular, tráela suave y pausadamente al punto de enfoque y concéntrate en el sonido del mantra. Trata de aguantar 10 minutos las primeras veces y poco a poco aumentar hasta llegar a los 30 minutos, o más si lo deseas. Con practica, se puede llegar al samadhi, el estado de superconciencia donde el conocedor, el acto de conocer y el conocimiento son uno.

Pero recuerda que esto lleva años de practica, así que no te desanimes si no te iluminas de aquí a la próxima publicación de Sal&Roca! Om shanti.


 

Conéctate con Sal&Roca! Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram

facebook twitter instagram google+